Pasiones

El origen de la palabra pasión se deriva del latín passio, y esta a su vez se desprende el verbo pati, patior (que significa padecer, sufrir o tolerar).

Se conoce como pasión la afición vehemente hacia algo y la inclinación muy fuerte de alguien hacia otra persona.

Hoy se vive mucho la pasión por las las cosas, la música, el deporte, el cine, la moda, etc. Llevándonos a salirnos de nuestros entornos y lograr estar fanaticos por lo que creemos .

Un corazón apacible es vida para el cuerpo, mas las pasiones son podredumbre de los huesos. Proverbios 14:30.

Cuando se toma las cosas con pasión, muchas veces se sufre , ya que al no lograr el objetivo que deseas alcanzar se desborda tu estado de ánimo.

Amar con pasión es dejarte seducir por sentimientos incontrolados, que te puede llevar a los celos e inseguridades y pecado, al no alcanzar tus objetivos sin límites propuestos.

Porque mientras estábamos en la carne, las pasiones pecaminosas despertadas por la ley, actuaban en los miembros de nuestro cuerpo a fin de llevar fruto para muerte. Romanos 7:5 .

Dos personas apasionadas dejan de lado la racionalidad y se comportan de manera emocional. En otras palabras, la pasión es liderada por el corazón y no por el cerebro.

Huye, pues, de las pasiones juveniles y sigue la justicia, la fe, el amor y la paz, con los que invocan al Señor con un corazón puro. 2 Timoteo 2:22

Por esto la importancia de una persona lograr los objetivos con el uso de la razón y no con los sentimientos desbordados llevándonos a pasiones desordenadas.

Y el mundo pasa, y también sus pasiones, pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre. 1 Juan 2:17.

Hay otra referencia al significado de pasión, solo que cuando se escribe con mayúscula Pasión, se refiere al sufrimiento de Jesús en el camino al calvario , donde fue torturado y crucificado, llevando nuestros pecados en su muerte expiatoria, para perdón y salvación de nuestras almas.

Por esto reconocemos lo que es pasión en minúscula y Pasión con mayúscula.

Oración: Señor cuantas veces nos dejamos llevar por las pasiones que nos conducen al pecado, pero hoy reconocemos tu Pasión, la cual sufriste para perdonarme. Amén

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on telegram
Share on whatsapp

Deja un comentario