Luz

Del latín lux, la luz es el agente físico que permite que los objetos sean visibles. El término también se utiliza para hacer mención a la claridad que irradian los cuerpos, a la corriente eléctrica y el utensilio que sirve para alumbrar.

Y vio Dios que la luz era buena; y separó Dios la luz de las tinieblas.

Y llamó Dios a la luz día, y a las tinieblas llamó noche. Y fue la tarde y fue la mañana: un día. Génesis 1:5

La Luz es todo lo que resplandece, que te permite ver las cosas con mayor claridad,

Cuando contamos con ella nuestra movilidad es mucho mejor, ya que podemos ver con que podemos tropezar para evitarlo.

Mas la senda de los justos es como la luz de la aurora, que va aumentando en resplandor hasta que es pleno día. Proverbios 4:18.

En lo personal es igual cuando una persona tiene luz es trasparente , honesta , íntegra y confiable con las demás personas, su vida refleja sinceridad con la cual le da el privilegio de que le creerán lo que dice.

Pues no hay nada oculto que no haya de ser manifiesto, ni secreto que no haya de ser conocido y salga a la luz. Lucas 8:17.

La oscuridad y las tinieblas, es lo contrario de La Luz, el que anda en ella puede tropezar, ya que al no ver nada su visión se limita, dándole inseguridad a cada paso que da.

En lo personal la oscuridad de una persona refleja el pecado, por el cual nadie confía en ella, ya que hay tiniebla y engaño. Una persona con un pasado oscuro, siempre causará duda ante los demás.

Mas si andamos en la luz, como El está en la luz, tenemos comunión los unos con los otros, y la sangre de Jesús su Hijo nos limpia de todo pecado. 1 Juan 1:7.

Por el ojo humano entra La Luz, si se cierra no se puede ver, por eso la importancia de saber que estas mirando, sabiendo definir entre lo bueno y lo malo, lo agradable y lo imperfecto. El es quien nos muestra la verdad de lo que vemos.

La lámpara de tu cuerpo es tu ojo; cuando tu ojo está sano, también todo tu cuerpo está lleno de luz; pero cuando está malo, también tu cuerpo está lleno de oscuridad. Lucas 11:34

Por esto es importante caminar con La Luz de Jesucristo, sus enseñanzas nos ayudan a descubrir la oscuridad que hay en nuestro interior, trayendo como resultado el perdón de los pecados, que traerá luz a nuestra vida.

Lámpara es a mis pies tu palabra, y luz para mi camino. Salmos 119:105.

Oración: decido encender La Luz de la verdad De Dios en mi vida, ella traerá resplandor y reflejará los caminos por donde debo andar. Amén.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on telegram
Share on whatsapp

Deja un comentario