Decidir

Del latín decisĭo, la decisión es una determinación o resolución que se toma sobre una determinada cosa. Por lo general la decisión supone un comienzo o poner fin a una situación; es decir, impone un cambio de estado.

Una decisión es una aceptación de una forma , ya se de palabras o acciones, que toma un individuo o varias personas. Por lo generar nuestras decisiones toman un rumbo a un camino, por el cual hemos elegido caminar o aceptar.

¡Ay de los que decretan estatutos inicuos, y de los que constantemente escriben decisiones injustas, para privar de justicia a los necesitados, para robar de sus derechos a los pobres de mi pueblo, para hacer de las viudas su botín, y despojar a los huérfanos! Isaías 10:2 .

Cuando se toma decisiones por causa de un problema , es que estamos conscientes de conocimiento de el mismo, por lo tanto tenemos que aceptar las consecuencias que se puedan obtener.

Desde que nacemos nos forman para que podamos tener decisiones a seguir.

En el principio de la creación, El libre albedrío que le otorgó Dios a Adán y Eva, diciéndoles: que de todo árbol del huerto podían comer, menos del árbol del bien y del mal. Pero la curiosidad y la tentación de poder sentirse como Dios, los llevó a tomar una mala decisión, que causó el pecado del hombre y la muerte.

Si no escucháis, y si no decidís de corazón dar honor a mi nombre–dice el Señor de los ejércitos– enviaré sobre vosotros maldición, y maldeciré vuestras bendiciones; y en verdad, ya las he maldecido, porque no lo habéis decidido de corazón. Malaquías 2:2.

!!Tú decides caminar por el mal o por el bien!!.

Ahora Dios Padre decidió, enviar a su hijo Jesucristo ah morir en la cruz del calvario, para derramar su sangre por el pecado y la desobediencia del hombre; llevando como resultado la restauración y el perdón , para la vida eterna.

Cuales son tus decisiones en este día? . A decidido caminar por el bien o por el mal?

Decidirás una cosa, y se te cumplirá, y en tus caminos resplandecerá la luz. Job 22:28 .

Hagamos un pare en nuestra vida y corrijamos nuestras malas decisiones, ya que ellas nos pueden llevarán a experimentar una vida difícil. Aceptando la verdad de nuestros errores y poniéndonos en las manos De Dios, para tomar la decisión de cambiar nuestra forma de actuar y de pensar.

Ahora he decidido en mi corazón hacer un pacto con el Señor, Dios de Israel, para que el ardor de su ira se aparte de nosotros. 2 Crónicas 29:10.

Oración: Decido aceptar la verdad de tu palabra, siguiendo los principios que hay en ella, para edificación de mi alma, que me llevarán a la restitución de mi vida con Dios Padre, reconociendo el sacrificio de Su hijo JESUS, para el perdón de los pecados. Amén.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on telegram
Share on whatsapp

Deja un comentario