Vencer

Vencer es alcanzar la victoria frente un contrario, al dejarlo sin fuerzas para continuar la lucha, se aplica sobre dominar una persona o algo cuya fuerza es resistente, o superar un obstáculo o dificultades que se presentan, de igual manera cuando hay vencida una responsabilidad asumida sobre algo.

Estas venciendo o te sientes vencido?

Cada obstáculo que enfrentamos en la vida, debido a situaciones adversas o dificultades, tenemos que a prender a luchar, para poder vencerlas. En algunas veces sacamos nuestros esfuerzos de donde sea posible para no dejarnos vencer y afrontar la situación con fuerzas para declarar victoria de triunfo.

Os escribo a vosotros, padres, porque conocéis al que ha sido desde el principio. Os escribo a vosotros, jóvenes, porque habéis vencido al maligno. Os he escrito a vosotros, niños, porque conocéis al Padre.

Os he escrito a vosotros, padres, porque conocéis al que ha sido desde el principio. Os he escrito a vosotros, jóvenes, porque sois fuertes y la palabra de Dios permanece en vosotros y habéis vencido al maligno. 1 Juan 2:14.

Tu enemigo también sabe por donde hacerte la guerra, el esta luchando contigo para tratar de derrotarte, en ocaciones identifica tus partes débiles para hacerte una estrategia de poderte ganar terreno en tu lucha y tratar de vencerte.

Hijos míos, vosotros sois de Dios y los habéis vencido, porque mayor es el que está en vosotros que el que está en el mundo. 1 Juan 4:4 .

Cuando nos preparamos para la guerra de lo que se opone a nuestra lucha te recomiendo estar del lado De Dios , sabiendo que el té proveerá de las armas necesarias para vencer a tu oposición.

Porque nuestra lucha no es contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los poderes de este mundo de tinieblas, contra las huestes espirituales de maldad en las regiones celestiales.

Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiéndolo hecho todo, estar firmes.

Estad, pues, firmes, ceñida vuestra cintura con la verdad, revestidos con la coraza de la justicia, y calzados los pies con el apresto del evangelio de la paz; en todo, tomando el escudo de la fe con el que podréis apagar todos los dardos encendidos del maligno.

Tomad también el yelmo de la salvacion, y la espada del Espíritu que es la palabra de Dios. Efesios 6:12-17.

Solo así podemos vencer y no ser derrotados, por nuestros adversarios.

Declara el triunfo sobre tu situación adversa, cambiando tu forma de pensar y de proceder, desarrolla estrategias en tu batalla y sobre todo llénate De Dios.

No seas vencido por el mal, sino vence con el bien el mal. Romanos 12:21 .

Oración: hoy decido vestirme con la armadura De Dios , con la que puedo vencer a mi opositor o enemigo. Sabiendo que ella me dará la victoria y el triunfo de mi batalla. Amén.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on telegram
Share on whatsapp

Deja un comentario