Fortaleza

Fortaleza

El concepto de fortaleza posee múltiples usos. Se lo presenta, por ejemplo, como un sinónimo de fuerza o de vigor.

Por otra parte, una fortaleza describe a un espacio o lugar fortificado que está acondicionado para soportar ataques o invasiones.

Es una virtud cardinal que se basa en derrotar al temor y huir de la temeridad. La fortaleza, por lo tanto, supone firmeza ante las dificultades y constancia en la búsqueda del bien y de la justicia. Teniendo una manera positiva para vencer los obstáculos y ataques de miedo, haciendo una fortaleza en nuestra manera de pensar dispuesta a protegernos de todo mal.

Pues aunque andamos en la carne, no luchamos según la carne; porque las armas de nuestra contienda no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas; destruyendo especulaciones y todo razonamiento altivo que se levanta contra el conocimiento de Dios, y poniendo todo pensamiento en cautiverio a la obediencia de Cristo, y estando preparados para castigar toda desobediencia cuando vuestra obediencia sea completa. 2 Corintios 10:2-6.

Donde esta nuestra fortaleza, para desarrollarnos nuestro máximo potencial ?.

Hay quienes su fortaleza está en lo que poseen, ya sea riquezas, conocimiento o destrezas físicas, se sienten seguros de ello, y por lo tanto se creen indestructibles.

An echo refugios y guarniciones con barreras o murallas difíciles de entrar, se han fortalecido en sus creencias o opiniones, dejándose llevar por su fuerzas o vigor.

Pero de que sirve que se sientan así , aun menospreciando a los demás , sabiendo que después de la muerte todo se derrumba, ya que no podrán llevarse nada consigo.

Su fortaleza a causa del terror pasará, y sus príncipes se espantarán ante el estandarte –declara el Señor, que tiene su fuego en Sion y su horno en Jerusalén. Isaías 31:9.

La fortuna del rico es su fortaleza, la ruina de los pobres es su pobreza. Proverbios 10:15.

Has tu fortaleza con el Señor tu Dios, el cual te cubrirá te protegerá de la mano de tu adversario, será tu escudo y salvación en los momentos difíciles, te traerá victoria llena de sabiduría, por la cual podrás dejar un legado, con el cual te recordarán por siempre.

El sabio escala la ciudad de los poderosos y derriba la fortaleza en que confiaban. Proverbios 21:22 .

Por lo tanto fortalecidos en el conocimiento de su palabra , con la cual podes vencer cualquier ataque de tu enemigo, sabiendo que ella dará la victoria que debemos alcanzar, por medio de una Fe y esperanza en nuestro Señor Jesucristo.

He aquí, Dios es mi salvador, confiaré y no temeré; porque mi fortaleza y mi canción es el Señor Dios, El ha sido mi salvación. Isaías 12:2.

Oración: Tú eres el Dios de mi fortaleza, en ti confiará mi alma, sabiendo que eres poderoso para defenderme y poder refugiarme de mi adversario. Amén

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on telegram
Share on whatsapp

Deja un comentario