Conforme

Del latín conformis, es aquel que está de acuerdo con algo o con alguien, estando satisfecho en lo que se dedica o ajusta ya sea a alguna ordenanza impartida.

Estar conforme con algo significa aceptarlo y si bien cuando se usa este adjetivo se suele dar un sentido positivo a la persona, en el caso de conformismo esa aceptación se vuelve negativo en tanto y en cuanto la persona se caracteriza por aceptar todo aquello que le sucede independientemente de que eso sea negativo o positivo y no hacer nada para luchar en contra de lo que no le gusta o satisface.

Porque El paga al hombre conforme a su trabajo, y retribuye a cada cual conforme a su conducta. Job 34:11.

Hay veces vivimos situaciones por la cual tenemos que estar dispuestos a nuestros objetivos, ya que así nos nos desviamos de lo propósitos para lograrlos, sabiendo estar enfocados a seguir adelante para llegar por el camino que no hemos trazado conforme a nuestras capacidades.

El Señor me ha premiado conforme a mi justicia; conforme a la pureza de mis manos me ha recompensado. Salmos 18:20.

Ser conforme es también síntoma de obediencia a un mandato establecido o impartido. Dios nos dio ordenanzas que debemos cumplir de acuerdo a sus leyes, para poder ser obedientes a residir sus bendiciones.

Si en verdad cumplís la ley real conforme a la Escritura: Amaras a tu prójimo como a ti mismo, bien hacéis. Santiago 2:8.

Ahora si nos dejamos llevar por el pecado que hay en nosotros, dejando a un lado las ordenanzas De Dios, caminando en nuestra propia manera de pensar y actuar, conforme a lo que dicta la carne que está en nosotros, obtendremos nuestro castigo y sufrimiento a nuestra terquedad.

Mas ellos dirán: «Es en vano; porque vamos a seguir nuestros propios planes, y cada uno de nosotros obrará conforme a la terquedad de su malvado corazón.» Jeremías 18:12.

No tenemos que adaptarnos ni conformarnos en este mundo de maldad, si no que cada día tenemos que estar dispuestos a buscar De Dios , para lograr sus bendiciones conforme a sus propósitos.

Vivamos conformes con Dios, he inconformes con el pecado.

Como hijos obedientes, no os conforméis a los deseos que antes teníais en vuestra ignorancia, sino que así como aquel que os llamó es santo, así también sed vosotros santos en toda vuestra manera de vivir; porque escrito está: Sed santos, porque Yo soy santo. 1 Pedro 1:16.

Y no os adaptéis a este mundo o conforméis, sino transformaos mediante la renovación de vuestra mente, para que verifiquéis cuál es la voluntad de Dios: lo que es bueno, aceptable y perfecto.

Oración: Decido seguir las ordenanzas que El Señor nos ha dado, conforme a su palabra, para poder ser merecedor de sus bendiciones y su misericordia. Amén.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on telegram
Share on whatsapp

Deja un comentario