Prosperidad

Prosperidad

Del latín prosperitas, es el exito en lo que se emprende, la buena suerte en lo que sucede o el curso favorable de las cosas.

Suele asociarse con la riqueza, la abundancia material, pero también con el bienestar.

Es correcto decir que la prosperidad es tener aquello que una persona quiere y necesita para su vida, ya sea en el plan material o espiritual. En este último es poder llenarse del conocimiento y principios que Dios te da , escucharlos y caminar por ellos.

Si escuchan y le sirven, acabarán sus días en prosperidad y sus años en delicias.

Pero si no escuchan, perecerán a espada, y morirán sin conocimiento. Job 36:12.

Debo decir que hay quienes han alcanzado muchas riquezas, pero no quieren decir que son prósperos, ya que su avaricia los a llevado a la miseria debido a su egoísmo; son personas que no saben disfrutar de lo que poseen, su afán por mantener o alcanzar fortunas , llegando a ser tacaños, no los dejan vivir ni disfrutar de lo que poseen, por tanto no alcanzan a ser prósperos si no miserables.

El hombre avaro corre tras la riqueza, y no sabe que la miseria vendrá sobre él. Proverbios 28:22.

La prosperidad alcanzada de la mano De Dios, nos provee de muchas riquezas espirituales, ya que en ella encontraremos el verdadero amor, La Paz, el perdón, la humildad y la fe. Vivir en medio de estas riquezas, no importando de cualquier circunstancia que nos pueda rodear, podemos definir lo que estamos alcanzando un bienestar a nuestra vida, lleno de prosperidad y bendiciones de parte de Dios.

Alégrate en el día de la prosperidad, y en el día de la adversidad considera: Dios ha hecho tanto el uno como el otro para que el hombre no descubra nada que suceda después de él. Eclesiastés 7:14.

La rectitud y la integridad, van de la mano de la prosperidad, ya que el que camina por estos valores siempre abrirá puertas de bendiciones. Su vida será llena de conocimiento y de sabiduría, que lo pondrán en grandes peldaños que podrán alcanzar, y será llena su vida de riquezas espirituales.

Porque el Señor da sabiduría, de su boca vienen el conocimiento y la inteligencia.

El reserva la prosperidad para los rectos, es escudo para los que andan en integridad, guarda las sendas del juicio, y preserva el camino de sus santos. Proverbios 2:8.

Oración: Hoy he conocido el camino de la verdadera prosperidad, es encomendarme diariamente en la búsqueda de tu palabra, para vivir en los principios de rectitud he integridad, para obtener riquezas y bendiciones a mi vida. Amén.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on telegram
Share on whatsapp

Deja un comentario