Satisfacción

Satisfacción

Del latín satisfactio, es la acción y efecto de satisfacer o satisfacerse. Este verbo refiere a pagar lo que se debe, saciar un apetito, sosegar las pasiones del animo, cumplir con ciertas exigencias, premiar un merito o deshacer un agravio.

Satisfacer a los demás es muy importante, pero sólo debe hacerse una vez que logramos sentirnos a gusto con nosotros mismos y cubrir nuestras necesidades. No es sano preocuparse exclusivamente por el prójimo, sin importar cuánto signifique para nosotros; la falta de amor propio sólo puede conducir a relaciones nocivas, que acaban por destruirse y destruirnos. Para estar en condiciones de ayudar a nuestro entorno debemos aprender a respetarnos y darnos lo que nos hace bien.

Porque yo he de satisfacer al alma cansada y he de saciar a toda alma atribulada. Jeremías 31:25.

La satisfacción, por lo tanto, puede ser la acción o razón con que se responde a una queja o razón contraria. Es el cumplimiento del deseo o del gusto ; cuando nos sentimos satisfecho de lo que estamos haciendo, es decir deleitarnos en plenitud con lo obtenido y disfrutar de ello.

El de corazón descarriado se saciará de sus caminos, pero el hombre bueno estará satisfecho con el suyo. Proverbios 14:14.

La satisfacción es un estado mental donde se encuentra la armonía y la felicidad juntas, llevándonos a tener un regocijo de gozo, alegría y comodidad con lo alcanzado.

Hay quienes también se satisfacen de hacer lo malo, son personas amargadas llenas de rencor, rabia, celos, envidias, etc. Que sus pretensiones es hacer sufrir a los demás y no ser felices con lo que poseen, no viven, ni dejan vivir.

¿Puede enseñarse a Dios sabiduría, siendo que El juzga a los encumbrados?

Uno muere en pleno vigor, estando completamente tranquilo y satisfecho; sus ijares están repletos de grosura, húmeda está la médula de sus huesos, mientras otro muere con alma amargada, y sin haber probado nada bueno. Job 21:25.

Esto no significa que la vocación sea el único punto fundamental para sentirnos satisfechos con nuestra vida; es tan importante como las relaciones interpersonales y como nuestros principios. Para ser felices necesitamos encontrar sentido a nuestro día a día, tener con quién compartirlo y basar nuestra existencia en la compasión por los demás y en la búsqueda de la justicia. Si falta alguno de esos elementos, la satisfacción es pasajera, ya que no conseguimos un equilibrio.

Cuando en tu vida estés insatisfecho, busca de Dios quien satisface todo y por todo.

Oración: Señor descansó en ti y en tu verdad quien es la que satisface mi alma, llenándome de amor, paz, Fe y esperanza.para vivir una vida satisfecha. Amén .

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on telegram
Share on whatsapp

Deja un comentario