Disfrutar

El verbo disfrutar hace referencia a complacerse, recrearse o deleitarse con las bondades de algo. Quien disfruta experimenta bienestar, alegría o felicidad.

Una de las actividades del ser humano es aprender a disfrutar de la vida, ya que ella ofrece en muchas ocaciones momentos felices y donde la alegría reina.

Hay quienes disfrutando su trabajo, de la escuela, de un deporte o tan simple como su hogar; está aptitud se deriva de un placer por el cual nos alegramos de realizarlo.

Entonces nuestra boca se llenó de risa, y nuestra lengua de gritos de alegría; entonces dijeron entre las naciones: Grandes cosas ha hecho el Señor con ellos. Salmos 126:2 .

Poder disfrutar de una buena salud, de la persona a quien amas, de sus hijos, familia o tan simple de una actividad social, donde todos están alegres, en diversión, nos lleva a vivir un bienestar que se manifiesta de buenos recuerdos.

Hay quienes su afán de la vida y la ansiedad de conseguir riquezas, no toma el tiempo ni para disfrutar lo que tienen, son personas oprimidas y llenas de avaricia, que al final de su muerte otro disfrutará de sus bienes, por eso mientras que Dios te bendiga trata de disfrutar al máximo tu vida.

Un hombre a quien Dios ha dado riquezas, bienes y honores, y nada le falta a su alma de todo lo que desea, pero que Dios no le ha capacitado para disfrutar de ellos, porque un extraño los disfruta. Esto es vanidad y penosa aflicción. Eclesiastés 6:2 .

Poder disfrutar la vida, nos lleva alejarnos de los momentos tristes o angustiosos que en muchas ocaciones vivimos; de ahí la importancia de identificar como podemos salir del ambiente en que estamos, para buscar un momento de disfrute, si lo haces podrás volver a tus tareas diarias diferente y te aseguro con una actitud de satisfacción.

No edificarán para que otro habite, ni plantarán para que otro coma; porque como los días de un árbol, así serán los días de mi pueblo, y mis escogidos disfrutarán de la obra de sus manos.

No trabajarán en vano, ni darán a luz para desgracia, porque son la simiente de los benditos del Señor, ellos, y sus vástagos con ellos. Isaías 65:22-23.

Dios te permite disfrutar de su creación, nos dio la potestad de todo lo creado, para que nosotros pudiéramos disfrutar de sus beneficios.

De igual manera poder disfrutar de su presencia, a través de la oración, las alabanzas o sus enseñanzas; encontraremos la verdadera felicidad a nuestro ser interior.

Tú has cambiado mi lamento en danza; has desatado mi cilicio y me has ceñido de alegría; para que mi alma te cante alabanzas y no esté callada. Oh Señor, Dios mío, te alabaré por siempre. Salmos 30:12

Disfrutar de los bellos momentos, es el mejor recuerdo del futuro.

Oración: Dios te doy gracias por todo lo creado que está al mi alrededor, permítame disfrutar de los momentos felices, para ser restaurado de mis tristezas, llena mi corazón de alabanzas y júbilo para con tigo. Amén.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on telegram
Share on whatsapp

Deja un comentario