Caminos

Se conoce como camino a las vías que se construyen para permitir el desplazamiento de hombres y vehículos.

El camino, por lo tanto, es también un comportamiento moral, para seguir lo recto y lo honesto, una orientación que debe respetarse para alcanzar un objetivo o arribar a algún lugar y un medio para conseguir algo.

Señor, muéstrame tus caminos, y enséñame tus sendas. Salmos 25:4 .

» Un hombre que a decidido a dar grandes pasos; es como un proyectil a su blanco».

“ La ruta y los caminos de nuestra vida, se realizarán en tomar decisiones » .

Después de esperar tanto, un día cualquiera decidí empezar a caminar.

Por tanto decidí caminar hacia adelante, sabiendo que había dejado atrás un pasado que me había formado.

Decidí dar pasos seguros y confiables, para evitar los tropiezos.

Decidí caminar buscando oportunidades y no esperarlas.

Decidí dar pasos hacia las metas, y ver las llegadas.

Decidí caminar por caminos abiertos , que en vez de perderme en una selva.

Decidí que el caminar por el desierto, es encontrar un oasis de esperanzas.

Decidí alumbrar mis caminos y no andar en la oscuridad del pecado.

Decidí caminar con el prójimo, sabiendo que DIOS formará mis pasos.

Camino sonriéndole a la vida , para que las preocupaciones no bloqueen mi camino.

Por esto ve, mira a la hormiga y no seas perezoso, observa sus caminos, y sé sabio.

Y podrás entender tus pasos.

Hay quienes sus caminos están torcidos , se han dejado llevar por el pecado, dirigiendo su vida en un desorden, donde al final puede ser camino de muerte.

Otros han estado con los que se rebelan contra la luz; no quieren conocer sus caminos, ni morar en sus sendas.

Al amanecer se levanta el asesino; mata al pobre y al necesitado, y de noche es como un ladrón.

El ojo del adúltero espera el anochecer, diciendo: «Ningún ojo me verá», y disfraza su rostro.

En la oscuridad minan las casas, y de día se encierran; no conocen la luz. Job 24:16.

Cuando abrimos nuestros ojos, para poder ver por donde andamos, nos podemos dar cuenta de la necesidad de apartarnos del mal y observar el bien, no podemos ser ciegos y ser dirigidos por ciegos, ya que tropezaremos y caeremos al mismo hoyo.

Reconócele en todos tus caminos, y El enderezará tus sendas.

No seas sabio a tus propios ojos, teme al Señor y apártate del mal. Proverbios 3:7.

El mejor GPS de la vida es caminar con Dios, nos llevará por sendas de paz y seguridad, trayendo a cada paso que damos fe y esperanza, por esto:

Fíjate en el sendero de tus pies, y todos tus caminos serán establecidos.

“Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para hacer buenas obras, las cuales Dios preparo de antemano para que anduviésemos en ellas…” (Efesios 2:10).

Oración: Dios, hoy tomó la decisión de de caminar por tus sendas , se que en el día me acompañarás y en la noche alumbrarás mis caminos para no tropezar, sabiendo que de tú mano estaré seguro de no resbalarme, en mis emociones y pecado. Amén.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on telegram
Share on whatsapp

Deja un comentario