Recuerdo

Emana del latín, y más exactamente del vocablo recordari, que estaba compuesto por el prefijo re-, que es equivalente a “de nuevo”, y cordis, que es sinónimo de corazón.

Un recuerdo es la memoria que se hace de algo que ya ha pasado o de lo que ya se habló. El término también se usa para nombrar al aviso o comentario sobre lo pasado.

Los recuerdos nos traerán al presente la vivencias del pasado, son aquellas anécdotas por las cuales ya hemos vivido, en muchas ocaciones son momentos felices o tristes, ya que cuando damos un viaje por el pasado, recordamos ver por todo lo que hemos recorrido, trayendo a la memoria los seres queridos que han compartido con nosotros, unos que pueden estar vivos y otros que han partido a la presencia de Dios.

Se dice que !!recordar es vivir!!. Ya que al traer a nuestro presente esas experiencias del pasado; es hay donde nos podemos dar cuenta lo que hemos recorrido por la vida, lo primero que recordaremos es la transformación de nuestro cuerpo, al vernos como han pasando los años y los cambios que hemos obtenido.

Hay quienes no quieren recordar el pasado, ya que pudieron ser afectados por algo que marcó su vida, son personas que se dejaron llevar con el peso del pasado y se han visto perjudicadas, por una experiencia amarga, por el cual siempre la anteponen a su futuro, por las raíces de falta de perdón o de ser perdonado, que lo llevan en muchas ocaciones afectar su vida y su descendencia de sus generaciones.

Y no tendrán que enseñar más cada uno a su prójimo y cada cual a su hermano, diciendo: «Conoce al Señor», porque todos me conocerán, desde el más pequeño de ellos hasta el más grande–declara el Señor– pues perdonaré su maldad, y no recordaré más su pecado. Jeremías 31:34.

Te aconsejo que perdones el pasado tuyo o de tu ancestros, ya que serás librado tú y toda tu descendencia, serás libertado de esas cadenas de opresión que afecta el porvenir de vuestra vida, verás que Dios es fiel para restaurar y darte una vida diferente, sabrás que serás sanado, verás la cicatriz del pasado, como una enseñanza para un futuro mejor, que producirá un bienestar a tu vida.

Así dice el Señor:

Yo, yo soy el que borro tus transgresiones por amor a mí mismo, y no recordaré tus pecados.

Hazme recordar, discutamos juntos nuestro caso; habla tú para justificarte. Isaías 43:25-26.

Por esto recuerda las palabras de JESUS , quien no nos dejará solo, nos traerá su recuerdo, el cual producirá libertad y paz a nuestra vida.

Pero el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, El os enseñará todas las cosas, y os recordará todo lo que os he dicho.

La paz os dejo, mi paz os doy; no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo. Juan 14:26-27.

Los bellos recuerdos siempre traerán una sonrisa a nuestra vida.

Los malos recuerdos sin perdonar, afectarán siempre un futuro.

Oración: Hoy tomó la decisión de perdonar el pasado que ha afectado mi presente, ya sea por mis experiencias o por la de nuestros padres. Así veré un recuerdo de bienestar en un futuro de libertad y de paz , a toda mi generación. Amén.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on telegram
Share on whatsapp

Deja un comentario