Hermosura

Originada en el latín “formosus” la palabra hermoso da cuenta de algo “bien formado” o alguien muy bello en su forma o apariencia, causando ética y/o estéticamente un impacto positivo. Lo hermoso es aquello que representa belleza física, intelectual o moral, en este caso referido a lo bueno y noble. Lo lindo, por otra parte, es más apegado a lo que está completo y es legalmente correcto.

Hay muchas cosas que podemos definir que son hermosas cuando las observamos, nuestra vista se deleita de la belleza, alcanzando a ser agradable a nuestro interior.

La hermosura se puede calificar desde un paisaje, una animal, un objeto, o una persona, pero también se puede calificar en el comportamiento y expresión que se manifiesta por alguien, dando la calidad de su comportamiento de excelente o hermoso.

Y la flor marchita de su gloriosa hermosura, que está sobre la cabeza del valle fértil, será como el primer higo maduro antes del verano, el cual uno ve, y tan pronto está en su mano se lo traga. Isaías 28:4 .

Dios nos creo a rededor de cosas muy hermosas, como cuando vemos y contemplamos la perfección de un nacimiento de algo, ya sea una planta, animal o ser humano, el cual observamos lo lindo y bello de la naturaleza.

Yo al despertar diariamente contemplo la hermosura de mi esposa , y doy gracias a Dios por su vida, por la cual al pasar el tiempo su hermosura externa, se fue transformando en la interna llena de sabiduría, que cubre diariamente mi lecho de amor.

¡Cuán hermosos son tus amores, hermana mía, esposa mía! ¡Cuánto mejores tus amores que el vino, y la fragancia de tus ungüentos que todos los bálsamos! Cantares 4:10.

Debemos también estar consiente que la hermosura en muchas ocaciones tiene su tiempo, ya que si la flor crece con toda su hermosura y después se marchita, así también es la hermosura externa del hombre, tiene un periodo de que somos jóvenes, donde la belleza en muchos es un resplandor, pero al pasar del tiempo el cuerpo va tomando otro aspecto y va dejando la hermosura exterior.

Pues ¡cuánta es su gracia y cuánta su hermosura! El trigo hará florecer a los jóvenes y el mosto a las doncellas. Zacarías 9:17.

O aquel que alcanza a obtener mucha riquezas y pone la mirada en lo obtenido y contempla mucho lo alcanzado, rodeándose de belleza; llegará el momento que ni a un su riqueza puede salvar su hermosura, ya que cuando la muerte lo toma, todo pasará, y será igual que lo demás.

Porque el sol sale con calor abrasador y seca la hierba, y su flor se cae y la hermosura de su apariencia perece; así también se marchitará el rico en medio de sus empresas. Santiago 1:11.

Ahora ser hermoso por dentro, esto puede durar toda la vida, aunque seamos feos exteriormente, ya que está hermosura interna es la sabiduría del hombre, que es llena de amor en su comportamiento y respecto para con los demás.

Lo principal es la sabiduría; adquiere sabiduría, y con todo lo que obtengas adquiere inteligencia.

Estímala, y ella te ensalzará; ella te honrará si tú la abrazas; guirnalda de gracia pondrá en tu cabeza, corona de hermosura te entregará. Proverbios 4:7-9.

Para alcanzar esta sabiduría es importante reconocer a Dios, ya que al contemplara su resplandor llenará nuestro ser interior y espiritual de belleza, el cual podremos reconocer nuestros errores y pecados , que nos llevaran a ser merecedores de poder alcanzar los reinos celestiales, donde moraremos diariamente con su hermosura.

Oración: Señor Dios, agradecido estoy contigo por darme la oportunidad de contemplar la hermosura de tu creación diariamente, ayúdame a que mi ser interior resplandezca de la belleza de tu gracia. Amén

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on telegram
Share on whatsapp

Deja un comentario