Sacrificio

Es una noción que procede de la lengua latina (sacrificium) y que tiene varios usos. Puede tratarse de un homenaje u ofrenda que se le realiza a una divinidad con la intención de rendirle tributo.

La noción de sacrificio también se emplea para nombrar a un gran esfuerzo que realiza una persona, ya sea para alcanzar un objetivo, ayudar a otro sujeto, etc. Sacrificarse, en este sentido, puede llegar a implicar poner en riesgo la propia vida o incluso entregarla.

Todo sacrificio tiene un precio que hay que pagar, para poder alcanzar algo en la vida, ya que se requiere de una dedicación o esfuerzo, que se valora en muchas ocaciones en un sacrificio, de poder negarse de muchas cosas, para poder lograr llegar a la meta que se propone.

En la antigüedad Dios estableció que la persona pudiera encontrar el perdón y la purificación, trayendo un sacrificio de dedicación al templo anual , Ya sea de un cordero o una paloma , esta sangre redimía el pecado cometido.

«Hará con el carnero un sacrificio de las ofrendas de paz al Señor, junto con la cesta de los panes sin levadura; asimismo, el sacerdote presentará su ofrenda de cereal y su libación. Números 6:17

Pero todo cambió con el sacrificio de Jesucristo en la cruz, está muerte trajo la redención al hombre y el perdón del pecado, para ser heredero de la vida eterna.

Por esta voluntad hemos sido santificados mediante la ofrenda del cuerpo de Jesucristo ofrecida de una vez para siempre. Hebreos 10:10 .

En el mundo que vivimos todavía hay quienes rinden sacrificios a dioses extraños, hay quienes venerar la brujería, son personas esotéricas, que rinden sacrificios de animales y aún de personas al satanismo, esto es considerado ante Dios como una abominación y un pecado de muerte.

Mi pueblo consulta a su ídolo de madera, y su vara les informa; porque un espíritu de prostitución los ha descarriado, y se han prostituido, apartándose de su Dios.

Ofrecen sacrificios sobre las cumbres de los montes y queman incienso sobre las colinas, debajo de las encinas, los álamos y los hogares, porque su sombra es agradable. Por tanto, vuestras hijas se prostituyen, y vuestras nueras cometen adulterio. Oseas 4:12-13.

Ya no hay que hacer más sacrificios para lograr lo espiritual, solo con aceptar lo que hizo Jesucristo podemos ser liberados del pecado. Poder ofrecer cánticos de alabanzas y agradecimiento a Dios, será el mejor sacrificio de tu vida.

Sed, pues, imitadores de Dios como hijos amados; y andad en amor, así como también Cristo os amó y se dio a sí mismo por nosotros, ofrenda y sacrificio a Dios, como fragante aroma. Efesios 5:1-2.

Oración. Reconozco hoy el sacrificio de Jesucristo en la cruz del calvario, abro mi corazón para aceptarlo como mi Señor y salvador, reconociendo que soy pecador y que por medio de El obtendré la redención de mis pecados. Amén.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on telegram
Share on whatsapp

Deja un comentario