Exaltar

Es un verbo cuya raíz etimológica se halla en el vocablo latino exaltāre.

Cuando se pretende exaltar un hecho o a un individuo, se lo eleva debido a sus características extraordinarias o sus méritos.

Exaltar también se puede expresar mediante un reconocimiento y aceptación, se puede remunerar con un premio o un alago, a alguien que uno admira, ya sea por su belleza interna o externa.

De igual manera se considera que se puede exaltar a una persona cuando es promocionada a escalar de posición, ya sea en lo laboral o de conocimiento.

Espera en el Señor y guarda su camino, y El te exaltará para que poseas la tierra; cuando los impíos sean exterminados, tú lo verás. Salmos 37:34.

Dios tiene cuidado de nosotros, EL nos dará un galardón lleno de esperanza, cuando lo buscamos con sinceridad, dejándonos llevar por sus principios establecidos en su palabra, la cual traerá prosperidad de bendición a nuestra vida espiritual y nos exaltará, solo si lo reconocemos como El se lo merece.

Humillaos, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que El os exalte a su debido tiempo, echando toda vuestra ansiedad sobre El, porque El tiene cuidado de vosotros. 1 Pedro 5:6-7.

Debemos dar gracia de igual manera a Dios y exaltarlo en toda su grandeza, ya que es un Dios celoso, lleno de amor, poder y justicia; capas de escuchar nuestras oraciones por medio de nuestras súplicas, dándonos un bienestar a nuestras vidas.

Te exaltaré mi Dios, oh Rey, y bendeciré tu nombre eternamente y para siempre. Salmos 145:1.

Siempre tendrá cuidado de nosotros, llevándonos a sus planes de bendición por el cual seremos exaltados por su presencia, dejándonos sentir su amor ágape por nosotros a través de su hijo Jesucristo.

«Porque yo sé los planes que tengo para vosotros»–declara el Señor– «planes de bienestar y no de calamidad, para daros un futuro y una esperanza. Jeremías 29:11 .

Solo confía en su poder y exalta su nombre ante todos los pueblos y naciones, que sientan el grito de alabanza y de honra al Dios que hizo los cielos y la tierra.

Porque en mí ha puesto su amor, yo entonces lo libraré; lo exaltaré, porque ha conocido mi nombre. Salmos 91:14 .

Oración: Levanto mi voz para exaltar tu nombre, que es sobre todo nombre. EL de tu hijo Jesucristo, que se entregó por mi para ser yo exaltado en el cielo, cuando reconozco su sacrificio en la cruz. Amén.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on telegram
Share on whatsapp

Deja un comentario