Semilla

La semilla es, de acuerdo a la botánica, el componente de una fruta que alberga el embrión que puede derivar en una nueva planta.

También se conoce como semilla al grano que producen los vegetales y que, cuando se siembran o caen al suelo, genera otros ejemplares que pertenecen a la especie en cuestión.

Ahora quiero referirme a procesó que tiene una semilla , para poder llegar a dar un fruto.

El sembrador salió a sembrar su semilla; y al sembrarla, una parte cayó junto al camino, y fue pisoteada y las aves del cielo se la comieron.

Otra parte cayó sobre la roca, y tan pronto como creció, se secó, porque no tenía humedad.

Otra parte cayó en medio de los espinos; y los espinos, al crecer con ella, la ahogaron.

Y otra parte cayó en tierra buena, y creció y produjo una cosecha a ciento por uno. Y al hablar estas cosas, Jesús exclamaba: El que tiene oídos para oír, que oiga. Lucas 8:5-8.

Primero hay que saber donde se siembra , para esto el agricultor prepara una buena tierra, removiéndola y sacando toda maleza que se encuentra en ella, y dejándola suave para su cultivo, una vez echo esto, siembra la semilla, al caer empieza un proceso, es que ella se quebranta hasta que revientan y brota un pequeño tallo; para esto el agricultor es pendiente de remojar la tierra con agua y alimentar la semilla, una vez sale el tallo es acompañado con hojas que va formando la planta, hasta llegar a dar frutos o granos, esta cosecha puede dar frutos al treinta , sesenta y cien por ciento, que es el resultado de la siembra.

La vida de igual manera se compara a esta semilla, a la generosidad de poder dar una ayuda a alguien, ya sea en lo económico, espiritual o personal; con la cual una vez la siembres debe dar un fruto de gratitud, de ahí la importancia de saber donde vamos a dar y reconocer que clase de persona es, si es fértil producirá, si es mala tierra no producirá, si no que has perdido tu mismo el tiempo.

Y el que suministra semilla al sembrador y pan para su alimento, suplirá y multiplicará vuestra sementera y aumentará la siega de vuestra justicia;

seréis enriquecidos en todo para toda liberalidad, la cual por medio de nosotros produce acción de gracias a Dios. 2 Corintios 9:10-11.

En otras palabra cuando Dios te de el privilegio de poder ayudar a otras persona, examina bien donde vas a sembrar, que no sea en el camino, en los arbustos o en la piedras; no des por emoción o por ser visto por lo demás, o por ser retribuido por otro favor a cambio de lo dado; ya que si lo haces puedes recibir desengaños y desilusión. Cuando sea motivado a dar, que sea con un corazón alegre, sabiendo que al escoger una buena tierra dará un fruto lleno de esperanza y de vida.

Pero la semilla en la tierra buena, éstos son los que han oído la palabra con corazón recto y bueno, y la retienen, y dan fruto con su perseverancia. Lucas 8:15

Sembrar en buena tierra es poder ayudar a personas que valoren la semilla que reciben, que estas personas puedan entender que proviene De Dios , quien con mucho temor cuidarán lo recibido, para cubrir su necesidad.

Oración: Señor cuando me des semillas para sembrar , ayúdame a reconocer bien la tierra donde la pueda poner , para que de así frutos a su tiempo. Guárdame de dar por emoción, para no hacer daño. Amén.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on telegram
Share on whatsapp

Deja un comentario