Insensatez

Insensatez

La palabra insensatez está integrada por el prefijo de negación “in” más “sensato” vocablo que procede del latín “sensatus” que indica que alguien tiene un razonamiento correcto y realista, a lo que se le añade el sufijo “ez” de cualidad.

La necedad es alegría para el insensato, pero el hombre inteligente anda rectamente. Proverbios 15:21 ,

Por ello la insensatez es aquella particularidad que poseen aquellos que realizan actos sin pensar, movidos tan solo por sus pasiones.

El insensato percibe, opina, juzga, actúa y decide irracional e imprudentemente. La falta de juicio y la necedad son sus características.

Las moscas muertas hacen que el ungüento del perfumista dé mal olor; un poco de insensatez pesa más que la sabiduría y el honor. Eclesiastés 10:1.

El insensato es por lo generar abusador con las demás personas, no valorándoles su tiempo y sus labores, si no que les pone más cargas de lo que pueden desarrollar, la falta de entender y comprender lo lleva a ser injusto, actuando incorrectamente, para querer ser valorado como autoridad.

Mas el hombre, en su vanagloria, no permanecerá; es como las bestias que perecen.

Este es el camino de los insensatos, y de los que después de ellos aprueban sus palabras. Salmos 49:12-13.

La insensatez conlleva a una falta de razonamiento humano, su falta de sabiduría traerá perjuicios en lo que emprenda, se viste de hipocresía y por lo generar carece de la verdad.

Por causa de sus caminos rebeldes, y por causa de sus iniquidades, los insensatos fueron afligidos. Salmos 107:17.

Cuando no creemos en lo que el Gran Libro habla, dejándonos llevar por nuestros propios pensamientos y formas de actuar, dejando a Dios a un lado de nuestra vidas, para no reconocer su grandeza y majestuosidad en nosotros, nos convertimos en personas insensatas, llenas de incredulidad y rebeldes.

Jesucristo dijo : Y todo el que oye estas palabras mías y no las pone en práctica, será semejante a un hombre insensato que edificó su casa sobre la arena; y cayó la lluvia, vinieron los torrentes, soplaron los vientos y azotaron aquella casa; y cayó, y grande fue su destrucción. Mateo 7:26-27.

La insensatez del hombre pervierte su camino, y su corazón se irrita contra el Señor.

Oración: Señor ayúdame a reconocer la insensatez en mi vida , para poder aprender a valorar a la demás personas, sabiendo que tú desarrollarás en mi un espíritu sensato y lleno de mansedumbre, que alumbrará el camino de la justicia y la verdad. Amén.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on telegram
Share on whatsapp

Deja un comentario