Perfecto

Del latín perfectus, la palabra perfecto describe a la cosa, organismo o individuo que reúne el más alto nivel posible de excelencia en relación a los demás elementos de su misma especie o naturaleza. Si algo es perfecto, no hay posibilidades de hacerlo mejor, ya que no existe nada superior a lo que ya se ha conseguido.

Cuando entramos en el grado de perfección, es poder desarrollar bien lo que nos proponemos hacer, tomando en cuenta cada paso que estamos dando con mucho cuidado, para terminar con buen resultado del objetivo predeterminado.

¿Es de algún beneficio al Todopoderoso que tú seas justo, o gana algo si haces perfectos tus caminos? Job 22:3.

La perfección se puede catalogar con lo bien echo, la mediocridad es hacer lo mal echo, por lo cual teniendo en cuenta estas dos palabras, debemos definir en qué punto estamos de nuestro entendimiento para lograr lo que emprendemos. Sabiendo que llegar a la perfección, es lograr caminar por la experiencias ya sean buenas o malas, que nos irán puliendo hasta encontrar el resultado que pretendemos alcanzar.

El mediocre todo lo deja a la mitad, nunca termina lo que emprende, realiza muchas cosas y no llega al final de ninguna, es inconstante en todos sus caminos y por lo generar deja malas secuelas de todo lo que emprende.

‘Perfecto eras en tus caminos desde el día que fuiste creado hasta que la iniquidad se halló en ti. Ezequiel 28:15.

Debemos entender que siempre que logramos algo en la perfección, habrá la formación del conocimiento, que nos llevará a triunfar en la organización de las ideas, trayéndolas a la realidad de la excelencia, que es la base de lo perfecto.

Por tanto, sed vosotros perfectos como vuestro Padre celestial es perfecto. Mateo 5:48,

Aprender que cuando amamos de corazón , sabemos perfeccionarnos en cada circunstancia que vivimos, soportando las cualidades y las debilidades, teniendo como precedente el pacto de cuidado del compromiso adquirido, para proteger y mantener una buena relación. JESUS dijo:

Si guardáis mis mandamientos, permaneceréis en mi amor, así como yo he guardado los mandamientos de mi Padre y permanezco en su amor.

Estas cosas os he hablado, para que mi gozo esté en vosotros, y vuestro gozo sea perfecto. Juan 15:10-11.

Dios es perfecto y nos hizo perfecto en la creación , pero cuando nos desviamos de la verdad de su palabra y nos dejamos llevar por el pecado lo perfecto se convierte en imperfecto. Es ahí donde el aceptar a Jesucristo, podemos encontrar que su amor nos da la gracia para la perfección de nuestra vida espiritual.

Pero cuando venga lo perfecto, lo incompleto se acabará. Por lo demás, hermanos, regocijaos, sed perfectos, confortaos, sed de un mismo sentir, vivid en paz; y el Dios de amor y paz será con vosotros. 2 Corintios 13:10-12.

Oración. Ayúdame oh Dios a encontrar el camino de la perfección, sabiendo que a través de tu palabra, lograre entender entre lo bueno y lo malo, que me traerá luz a mi vida y me llenará de tu amor a mi ser interior, que resplandecerá ante toda oscuridad. Amén.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on telegram
Share on whatsapp

Deja un comentario