Bondad

Lo primero que debemos hacer para poder entender a la perfección el significado del término bondad es que llevemos a cabo el establecimiento de su origen etimológico y este debemos subrayar que se encuentra en el latín. Así, más exactamente podemos ver que emana del vocablo bonitas que es fruto de la suma del término bonus, que se puede traducir como “bueno”, y del sufijo –tat que equivale a “cualidad”.

Bondad es la cualidad de bueno, un adjetivo que hace referencia a lo útil, agradable, apetecible, gustoso o divertido. Una persona con bondad, por lo tanto, tiene una inclinación natural a hacer el bien.

Ahora pues, si habéis de mostrar bondad y sinceridad con mi señor, decídmelo; y si no, decídmelo también, para que vaya yo a la mano derecha o a la izquierda. Génesis 24:49.

En este sentido se considera que una persona tiene la cualidad de la bondad cuando siempre se mantiene dispuesta a ayudar a quien lo necesita, cuando se muestra compasiva con las personas que se encuentran sufriendo por distintas circunstancias y también cuando mantiene una actitud amable y generosa hacia los demás.

Lo que es deseable en un hombre es su bondad, y es mejor ser pobre que mentiroso. Proverbios 19:22.

De esta manera, también podemos exponer que quien carece de bondad es aquel que es mezquino, egoísta, ve al resto de personas como enemigos, es desconfiado, rencoroso, insensible y se decanta más por el odio que por fomentar la amistad.

Mira, pues, la bondad y la severidad de Dios; severidad para con los que cayeron, pero para ti, bondad de Dios si permaneces en su bondad; de lo contrario también tú serás cortado. Romanos 11:22 .

El concepto de bien es tautológico, ya que algo bueno es lo que está bien. Por eso su definición resulta redundante. La bondad es la capacidad para hacer o reflejar el bien.

Que las misericordias del Señor jamás terminan, pues nunca fallan sus bondades;

son nuevas cada mañana; ¡grande es tu fidelidad!

El Señor es mi porción–dice mi alma– por eso en El espero. Lamentaciones 3:22-24.

Cabe destacar que el bien necesita a su opuesto, el mal, para ser apreciado. De esta forma, si donar la ropa que ya no utilizamos está bien, es porque está mal tirar ropa cuando alguien no tiene con qué vestirse.

La bondad es un reflejo del bien, llevado a la práctica del amor por el prójimo, es la generosidad conque nuestro corazón desarrolla la virtud de hacer lo aceptable para con las personas que necesitan una ayuda, es la capacidad de en muchas ocaciones negarnos así mismo para satisfacer las necesidades del que está sufriendo.

Desarrollar un corazón bondadoso, es cuando nos dejamos usar por Dios, es hacer reflejar su misericordia y sus bondades, para poder sentir el amor con que el nos amo desde el principio de la creación.

!! La manifestación del amor, es el peso de un corazón bondadoso!!

El amor es paciente, es bondadoso; el amor no tiene envidia; el amor no es jactancioso, no es arrogante; no se porta indecorosamente; no busca lo suyo, no se irrita, no toma en cuenta el mal recibido ; no se regocija de la injusticia, sino que se alegra con la verdad; todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta. 1 Corintios 13:4-7.

Oración: Ayúdame oh Dios a poder amar a mi prójimo como a mi mismo, desarrollando un corazón bondadoso, lleno de compasión y misericordia, par ver la necesidad de los demás. Amén.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on telegram
Share on whatsapp

Deja un comentario