Cuatro G

Hoy es muy común que hablen de cuatro G en la comunicación, es un desarrollo tecnológico, que cada día habla de la rapidez de trasmitir datos .

Pero yo quiero hablar de 4 G , en el sentido espiritual, está basada en momentos de vivencias de Jesucristo, donde pasó por cuatro sitios , que nos dejó una gran enseñanza. Veámoslo:

Getsemaní. Este era un hermoso huerto que se encontraba en El Monte de los Olivos, Era un lugar tranquilo, Jesús llegó allí con sus discípulos.

Entonces Jesús llegó con ellos a un lugar que se llama Getsemaní, y dijo a sus discípulos: Sentaos aquí mientras yo voy allá y oro. Mateo 26:36

Jesus oro tres veces , donde dijo:

Y adelantándose un poco, cayó sobre su rostro, orando y diciendo: Padre mío, si es posible, que pase de mí esta copa; pero no sea como yo quiero, sino como tú quieras .

Apartándose de nuevo, oró por segunda vez, diciendo: Padre mío, si ésta no puede pasar sin que yo la beba, hágase tu voluntad.

Dejándolos de nuevo, se fue y oró por tercera vez, diciendo otra vez las mismas palabras. Mateo 26:39, 42,44.

En este lugar rindió su voluntad al Padre celestial. Es hay donde nos invita a que en nuestra vida seamos conscientes de entregar siempre la voluntad a Dios, en todo lo que realicemos.

Gabata. Este ere un lugar donde en el tiempo de Jesucristo llevaban a todo el que tenia que ser sentenciado, por alguna causa ante las autoridades.

Entonces Pilato, cuando oyó estas palabras, sacó fuera a Jesús y se sentó en el tribunal, en un lugar llamado el Empedrado, y en hebreo Gabata. Juan 19:13.

Las únicas palabras que expreso Jesus, ante el que tenia la autoridad en ese momento, fueron :

Pilato entonces le dijo: ¿A mí no me hablas? ¿No sabes que tengo autoridad para soltarte, y que tengo autoridad para crucificarte?

Jesús respondió: Ninguna autoridad tendrías sobre mí si no se te hubiera dado de arriba; por eso el que me entregó a ti tiene mayor pecado. Juan 19:10-11.

Te imaginas tú en el lugar de Jesús, seguro que hubieras preparado tremenda defensa, traería a muchos testigos a que hablaran por ti, al ciego, al resucitado, al leproso, etc. Buscarías la forma de cómo ser liberado.

Pero Jesús rindió todo los derechos, que el tenia para defenderse. Y nos enseña que no debemos defendernos nosotros, saber descansar en la justicia celestial que es mayor, donde El está intercediendo por nosotros.

Gólgota. Este era un lugar de muerte, donde llevaban a todo el que era sentenciado, a recibir su maxima pena, su olor a sangre era predominante, allí crucificaban y se respiraba muerte.

Tomaron, pues, a Jesús, y El salió cargando su cruz al sitio llamado el Lugar de la Calavera, que en hebreo se dice Gólgota, donde le crucificaron, y con El a otros dos, uno a cada lado y Jesús en medio. Juan 19:17-18.

En este lugar Jesucristo entregó su vida por nosotros, para traer el perdón de los pecados y darnos la promesa de la vida eterna.

Es en este lugar donde debemos reconocer que nuestra vida muere al pecado y se la entregamos a Jesucristo.

Galilea , lugar de encuentro de Resurrección y adoración, donde Jesucristo se les mostró a los discípulos, enseñándonos que la vida no termina en la muerte , si lo aceptáramos como nuestros Salvador. El Te dará la promesa de resucitarnos en la morada celestial.

Pero los once discípulos se fueron a Galilea, al monte que Jesús les había señalado.

Cuando le vieron, le adoraron; mas algunos dudaron.

Y acercándose Jesús, les habló, diciendo: Toda autoridad me ha sido dada en el cielo y en la tierra. Id, pues, y haced discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, enseñándoles a guardar todo lo que os he mandado; y he aquí, yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Mateo 28:18-20.

En ese lugar nos sujetamos a la autoridad celestial, par a obedecerle y seguir sus pasos, ya que El estará con nosotros, en cada día que amanezca hasta el fin del mundo.

Estos lugares representan.

!! Voluntad, derechos , vida y sujeción !!.

Oración: Señor entrego mi voluntad a ti, dejando todos mis derechos en tus manos, entregando mi vida a servirte, sabiendo que tú eres mi autoridad al cual me debo sujetar, durante el tiempo de mi vida. Amén.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on telegram
Share on whatsapp

Deja un comentario