Aceptación

Aceptación

Con origen en el término latino acceptatio, el concepto de aceptación hace referencia a la acción y efecto de aceptar. Este verbo, a su vez, está relacionado con aprobar, dar por bueno o recibir algo de forma voluntaria y sin oposición.

Los seres humanos casi siempre buscamos ser aceptados, ya sea con nuestra manera de ser, condición física o cultural . Por lo general hemos sido marcados en el pasado por circunstancias que nos llevaron a desarrollar formas de actuar y de proceder, manejando formas de pensar completamente diferente a otros. Cuando nos allegamos o otras culturas buscamos ser aceptados y poder entender a otros para aceptarlos.

De igual manera ahí quienes buscan la aceptación como una forma de manipular a los demás, ya que se basan en decir yo soy así, es mi forma de ser; pero debemos entender que si quiere que seas aceptado debes tener en cuenta que debemos cambiar nuestra manera de actuar y pensar, de acuerdo a la ocaciones o formas de pensar de otras personas. Cuando buscas la aceptación por imposición desarrollas un grado de inconformidad a los demás.

Pero él le dijo: Como habla cualquier mujer necia, has hablado. ¿Aceptaremos el bien de Dios y no aceptaremos el mal? En todo esto Job no pecó con sus labios. Job 2:10 .

Pese a todas estas definiciones, la idea de aceptación aparece muy vinculada a la psicologías y la autoayuda. En este sentido, el concepto refiere a que una persona aprenda a vivir con sus errores; es decir, que acepte su pasado. De esta manera, podrá encarar el futuro con una nueva perspectiva y aprovechar las oportunidades que brinda la vida.

Hay quienes en su infancia han tenido traumas que entorpecen el desarrollo, por lo generar a sufrido abusos, por situaciones que lo han llevado a desarrollar un comportamiento de inseguridad; está personas las debemos de comprender y saber escuchar, para poder entender y aceptar por que proceden de esa manera.

Pero El les dijo: No todos pueden aceptar este precepto, sino sólo aquellos a quienes les ha sido dado.

Porque hay eunucos que así nacieron desde el seno de su madre, y hay eunucos que fueron hechos eunucos por los hombres, y también hay eunucos que a sí mismos se hicieron eunucos por causa del reino de los cielos. El que pueda aceptar esto, que lo acepte. Mateo 19:11-12.

Todas las vivencias dejan una huella en nuestro cerebro, y en la mayoría de los casos son las menos notorias las que más obstaculizan nuestra vida adulta. Haber nacido de la unión de dos personas que no se aman ni se respetan, que están juntas por interés material, puede condicionar la felicidad de un hijo; aunque no exista ningún tipo de agresión evidente por parte de sus padres, tener como primera referencia a una pareja infeliz influye negativamente en la propia experiencia sentimental.

Muchas personas se preguntan por qué sus vidas parecen vacías e insatisfactorias, y la respuesta está siempre en su interior, en su pasado; para hallarla, es necesario revisar todos los recuerdos, por insignificantes que parezcan a simple vista, y buscar, a través de ellos, otros que hayan ido perdiendo nitidez a lo largo de los años.

De ahí la importancia de acércanos a Dios quien nos acepta como somos, y nos ayuda a descubrir los errores del pasado, para que podamos ser liberados aún del pecado genético de nuestro antepasados o ancestros. Para ser llevados a una vida sana y saludable donde podemos ser aprobados y aceptados por los demás.

Entonces orará a Dios, y El lo aceptará, para que vea con gozo su rostro, y restaure su justicia al hombre. Job 33:26.

No busques ser aceptado, desarrolla el conocimiento, el amor , el perdón y la comprensión. Y Verás que serás aprobado ante los demás.

Sino que así como hemos sido aprobados por Dios para que se nos confiara el evangelio, así hablamos, no como agradando a los hombres, sino a Dios que examina nuestros corazones. 1 Tesalonicenses 2:4.

Oración: Acepta hoy Dios mi vida para ser trasformado y renovado en un nuevo hombre, lleno de tu amor y perdón; para saber entender y comprender la sabiduría del reino conque pueda ser aprobado por el prójimo. Amén.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on telegram
Share on whatsapp

Deja un comentario