Preocupación

Preocupación

Se deriva del latín praeoccupatio, hay que conocer a qué se refiere el verbo preocupar. Esta acción está vinculada a generar zozobra o nerviosismo, o a ocuparse con antelación de algo.

Las preocupaciones generan angustia, que llevan a la persona en un estado de ansiedad ocasionado por algún motivo, que lo conlleva a sentir un grado de stress, que le puede causar una depresión, afectando su sistema nervioso, reflejando sentimientos capaces de desequilibrarlo emocionalmente.

Si eres débil en día de angustia, tu fuerza es limitada. Proverbios 24:10.

Se supone que una preocupación tiene su base en algo que puede resolverse o solucionarse, pero cuando la llevamos a un extremo, se convierte en una ceguera sentimental que no encuentra la salida de ningún problema.

Por esta razón mis lomos están llenos de angustia; dolores se han apoderado de mí como dolores de mujer de parto. Estoy tan confundido que no oigo, tan aterrado que no veo. Isaías 21:3.

El afán por lograr algo, o de igual manera cuando estamos a punto de perderlo, nos genera preocupaciones, donde nuestra mente empieza combatir internamente, preguntándose como puede ser o como paso?. Es ahí donde debemos estar alerta para que nuestro corazón no se cargue y no nos lleve a un estado desequilibrio en nuestras emociones.

Estad alerta, no sea que vuestro corazón se cargue con disipación y embriaguez y con las preocupaciones de la vida, y aquel día venga súbitamente sobre vosotros como un lazo. Lucas 21:34.

Hemos nacido con sentimientos, donde es común sentir preocupaciones, pero es necesario aprender a controlarlas, teniendo un uso de razón equilibrado y consciente, que nos permitirá poder observar el problema con soluciones.

Por esto la oración es la clave para poner ante Dios todas nuestras preocupaciones, cuando nos acercamos en petición y ruego, confiando que El nos ayudará a resolver con claridad cada proceso que estamos viviendo, para conducirnos a un bienestar espiritual de paz, esperanza y Fe.

Humillaos, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que El os exalte a su debido tiempo, echando toda vuestra ansiedad sobre El, porque El tiene cuidado de vosotros. 1 Pedro 5:6-7.

No dejes que las preocupaciones del mundo ahoguen la palabra De Dios, dejándote arrastrar por la ansiedad y el afán , ya que de nada sirves que ganes todo en esta vida y pierdas lo más preciado que es la vida eterna.

Y aquel en quien se sembró la semilla entre espinos, éste es el que oye la palabra, mas las preocupaciones del mundo y el engaño de las riquezas ahogan la palabra, y se queda sin fruto. Mateo 13:22.

Descansa en Dios y considera cuales son las peticiones de tu corazón.

Pon tu delicia en el Señor, y El te dará las peticiones de tu corazón.

Encomienda al Señor tu camino, confía en El, que El actuará; hará resplandecer tu justicia como la luz, y tu derecho como el mediodía. Salmos 37:4-6.

!! Las preocupaciones te desgastan. La esperanza te fortalece !!.

Oración: Depositó en ti Oh DIOS todas mis preocupaciones, sabiendo que tú me mostrarás el camino para aprender a afrontarlas y solucionarlas; con la cual llenaras mi vida de fe y esperanza ante cualquier situación. Amén.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on telegram
Share on whatsapp

Deja un comentario