Comunicación

Comunicación

El término comunicación procede del latín communicare que significa “hacer a otro partícipe de lo que uno tiene”. La comunicación es la acción de comunicar o comunicarse, se entiende como el proceso por el que se trasmite y recibe una información. Todo ser humano y animal tiene la capacidad de comunicarse con los demás.

Para que un proceso de comunicación se lleve a cabo, es indispensable : que exista un emisor; es decir, alguien que trasmita la información; un receptor, alguien a quien vaya dirigida la información y que la reciba; un contacto por medio de un canal de comunicación, que puede ser muy variado: el aire por el que circulan la sondas sonoras, o el papel que sirve de soporte a la comunicación escrita.

Respondiendo Jesús, le dijo: Escrito está: «Al Señor tu Dios adoraras, y a El solo servirás.» Lucas 4:8

Sin embargo, para que exista una comunicación han de darse, cuando menos, otras dos condiciones, tales como que el canal funcione adecuadamente y no exista ruido o distracción. Este último se entiende como toda perturbación que afecte el mensaje, sea de carácter auditivo o de cualquier otro tipo.

Aparta de mí el ruido de tus cánticos, pues no escucharé siquiera la música de tus arpas. Amós 5:23

La comunicación como valor social, es la base de la auto afirmación personal y grupal, ya que a través de ella intercambiamos opiniones y sentimientos con otras personas. Aprender a comunicarse es fundamental para el desarrollo de nuestra personalidad. Por eso, ante todo, una conversación debe estar rodeada de sinceridad y honestidad.

A través de la palabra comunicamos nuestros pensamientos y sentimientos y establecemos relaciones personales. Por lo tanto, cada día debemos esmerarnos más por lograr perfección en las habilidades de comunicación: hablar, escuchar, escribir y leer.

Uno de los e secretos de una buena comunicación auditiva, es poder saber escuchar bien, ya que si eres un buen receptor, podrás tener una mejor opinión de lo que están expresando, sabras interpretar bien lo comunicado.

En mi angustia invoqué al Señor, sí, clamé a mi Dios; desde su templo oyó mi voz, y mi clamor llegó a sus oídos. 2 Samuel 22:7.

Dios creo a los hombres con dos oídos y una boca, esto refleja en la creación la importancia de escuchar, en el oído está el equilibrio del cuerpo, pero aún más está la recepción de lo que nos permite pensar y analizar. Ahora nos dio una sola boca como el canal de poder hablar y comunicar con palabras lo que sentimos y expresarlos a los demás. ( pero hay quienes parece que tuvieran dos bocas y un oido, ya que hablan más de lo debido).

El que responde antes de escuchar, cosecha necedad y vergüenza. Proverbios 18:13.

No podrá traer como resultado a una buena comunicación, hablar mucho, ni tomar la actitud de quedarse callado. Hay que saber hablar en el momento adecuado para saber que nos están entendiendo, y así poder tener una respuesta adecuada de nuestro receptor.

Con Dios nos comunicamos hablándole lo que sentimos, y hay que hacerlo con entendimiento ya que el nos sabe escuchar, la Oración es manifestarle nuestras necesidades y agradecimientos, es importante que si lo hacemos no repetir vanas palabrerías, haciendo promesas que no podrás cumplir.

Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse, que maneja con precisión la palabra de verdad.

Evita las palabrerías vacías y profanas, porque los dados a ellas, conducirán más y más a la impiedad. 2 Timoteo 2:15-16.

Como aquel que dice: perdona mis ofensas como yo también he perdonado. Y no lo ha echo con sinceridad, ya que todavía siente rencor por alguien.

La buena comunicación dará un buen entendimiento a lo que se expresa.

Oración: Decido hoy comunicarme contigo oh Dios con entendimiento, sabiendo que tú escuchas mis oraciones, y escudriñas con sinceridad lo mas profundo de mi corazón. Amén.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on telegram
Share on whatsapp

Deja un comentario