Devoción

El concepto de devoción tiene su origen en un vocablo latino que se trata de la manifestación de una emoción de una persona respecto a una ideología. Podría considerarse como un sinónimo del amor, el fervor y la veneración cuando se encuentran vinculados con la religión.

Actualmente la noción de devoción también sirve para hacer referencia a la inclinación y afición especial de alguien hacia una determinada actividad o persona.

La devoción era una forma de piedad dirigida hacia los padres: los hijos debían respetar y amar a sus progenitores y procurar cuidarles cuando fueran ancianos. Con el tiempo, por extensión de este significado, el concepto comenzó a utilizarse en sentido religioso y también para referirse a aquellas prácticas de fe piadosa no obligatoria.

Este término hace referencia a la entrega total a una experiencia, generalmente relacionada con la fe hacia Dios.

Ser devoto es poder creer, pero tener devoción es hacernos partícipes en la búsqueda continua y constante de nuestra relación con Dios, es poder estar agradecidos por todo lo que nos provee, sabiendo que el escucha nuestras oraciones, clamores y alabanzas; donde manifestamos nuestro amor y compromiso.

Y esto digo para vuestro propio beneficio; no para poneros restricción, sino para promover lo que es honesto y para asegurar vuestra constante devoción al Señor. 1 Corintios 7:35 .

La devoción tiene que ser constante y se debe manifestar hacia los demás con bienaventuranzas y humildad, es poder sembrar su semilla, la cual ayudará a formar personas en la evangelización de su palabra , dando frutos espirituales en sus vidas, para ser llenos de fe y esperanza en el creador de los cielos y la tierra.

Pero yo buscaría a Dios, y delante de Dios presentaría mi causa; El da la lluvia sobre la faz de la tierra, y envía las aguas sobre los campos. Job 5:9-11.

Cuando una persona se entrega de forma constante e irrevocable a algún culto u obra relacionada con la vida Fe, se dice que es un individuo devoto. Una persona que se encomienda a Dios, orando de forma rutinaria y yendo a visitar la Iglesia constantemente.

Una cosa he pedido al Señor, y ésa buscaré: que habite yo en la casa del Señor todos los días de mi vida, para contemplar la hermosura del Señor, y para meditar en su templo. Salmos 27:4.

El concepto de devoción se encuentra también relacionado con el estudio y la interpretación de las Sagradas Escrituras, sabiendo que ella es un pan espiritual que llenará y confortará nuestra alma, produciendo en nosotros una esperanza viva y una fe que mueve montañas, para poder lograr entender la voluntad De Dios, cuando se manifiesta en nosotros.

La devoción es un compromiso adquirido, que requiere de dedicación y constancia.

Oración: Hoy decidí comprometerme con Dios, sacando un tiempo para poder buscarlo con devoción, leyendo su palabra y orando con constancia y dedicación, sabiendo que tú estás a mi lado como poderozo gigante. Amén.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on telegram
Share on whatsapp

Deja un comentario