Clavos

Se denomina clavo a un objeto delgado y alargado que dispone de punta y de cabeza y se utiliza para fijar algo. Los clavos son fabricados con metal y deben ser golpeados sobre su cabeza para que la punta se introduzca en un sitio y así se pueda asegurar algún elemento a otra cosa diferente.

Se pregunta, por qué yo le voy hablar de clavos?

Les contaré una vivencia, que tube en un lugar mientras caminaba en una madrugada en Costa Rica.

Cuando llevaba a un rato caminando, dirigí mi mirada hacia el piso y observé un clavo sobre las aguas muy oxidado, que ya estaba en un estado de debilidad, y descomposición, que creo que lo podía quebrar con la mano.

Después me fui acercando a una construcción y al llegar a ella , observé en el piso un clavo torcido, pensé este clavo puede volver a servir si le pegamos con el martillo y lo enderezamos.

A medida que me acercaba mas a la construcción veía que estaban haciendo una pared con clavos , llegando a una de ellas, casi me lastimó el brazo con un clavo, que sobresalía y se veía peligroso ,este clavo no estaba cumpliendo bien su objetivo.

Después observé cómo el constructor pegaba una gran pared con clavos, que la sostenían y la soportaban ; y vi como se cumplía el objetivo de construir una bella y hermosa casa de madera.

Ahora les explico: Nuestra vida es como un clavo.

Hay veces nos encontramos en sitios incorrectos, donde no estamos avanzando y más bien nos estamos desgastando y deteriorando, sin encontrar ningún resultado en la vida, estamos como el clavo oxidado, que somos quebrados por el pecado, para ser desechados.

De igual manera hay veces que estamos como el clavo torcido, ya que hemos sufrido muchos golpes en la vida, creyendo que no podemos salir adelante. Necesitamos reconocer que todavía podemos servir, que el mismo problema , que nos golpeó, nos puede enderezar, cuando lo reconocemos y enmendamos nuestros pasos.

Ahora hay quienes suelen decir que no necesita de nadie, estos se creen como el clavo sobre saliente, pero lo único que están haciendo es daño, con su orgullo, egoísmo y vanidad. Queriendo ser más que los demás, y la verdad es que no están cumpliendo bien ninguna función.

Debemos ser clavos con objetivos y bien puestos en el lugar, para poder sostener cualquier peso, sabiendo que podemos se construidos con un gran porvenir, lleno de bienestar y de éxito.

Para esto necesitamos reconocer a Jesucristo, quien es el gran carpintero de Belen que nos ayudará con sus manos a poder ser útiles, EL nos pondrá a cada uno de nosotros en una función, unidos por el amor, para poder aguantar cualquier adversidad; seremos construidos con gran fuerza con la cual podremos sostener y soportar cualquier problema , en paz , fe y esperanza.

Cuando llegó el día de reposo, comenzó a enseñar en la sinagoga; y muchos que le escuchaban se asombraban, diciendo: ¿Dónde obtuvo éste tales cosas, y cuál es esta sabiduría que le ha sido dada, y estos milagros que hace con sus manos?

¿No es éste el carpintero, el hijo de María, y hermano de Jacobo, José, Judas y Simón? ¿No están sus hermanas aquí con nosotros? Y se escandalizaban a causa de El. Marcos 6:2-3.

Se necesitaron tres clavos para sostener el cuerpo de Jesucristo en la cruz, es necesario que reconozcamos su sacrificio, que nos dará la resurrección de la vida eterna.

Entonces los otros discípulos le decían: ¡Hemos visto al Señor! Pero él les dijo: Si no veo en sus manos la señal de los clavos, y meto el dedo en el lugar de los clavos, y pongo la mano en su costado, no creeré. Juan 20:25 .

El está vivo , y mete tus dedos en la manos de Jesucristo y reconócelo como tú Salvador.

Oración: Permíteme ser un clavo útil en la vida, sabiendo que tu serás el carpintero, quien sabrás darme los golpes necesarios para cumplir bien el objetivo, por lo cual los tendrás trazados para mi. Amén.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on telegram
Share on whatsapp

Deja un comentario