Discernir

Discernir

El verbo discernir, procedente del latín discernĕre, refiere a distinguir o advertir algo.

Por esto es la acción de valoración de un juicio moral, que lleva a la persona a pensar un criterio, para diferenciar entre varios elementos, analizando cuales son sus efectos y como actúan entre sí.

Es poder saber escoger entre lo bueno y lo malo, lo justo y lo injusto o el bien o el mal.

Porque, ¿quién sabe lo que es bueno para el hombre durante su vida, en los contados días de su vana vida? Los pasará como una sombra. Pues, ¿quién hará saber al hombre lo que sucederá después de él debajo de el sol?. Eclesiastés 6:12.

Un día un maestro sabio y el discípulo estaban departiendo sobre cuestiones acerca de la existencia de Dios.

El maestro concluyó con la entrevista diciéndole:

–Todo lo que existe es Dios.

El discípulo no entendió la verdadera naturaleza de las palabras de su mentor. Salió de la casa y comenzó a caminar por una callejuela. De súbito, vio frente a él un elefante que venía en dirección contraria, ocupando toda la calle. El jovencito que conducía al animal, gritó avisando:

–¡Eh, oiga, apártese, déjenos pasar!

Pero el discípulo, inmutable, se dijo: “Yo soy Dios y el elefante es Dios, así que ¿cómo puede tener miedo Dios de sí mismo? Razonando de este modo evitó apartarse.

El elefante llegó hasta él, lo agarró con la trompa y lo lanzó al tejado de una casa, rompiéndole varios huesos. Semanas después, repuesto de sus heridas, el discípulo acudió al mentor y se lamentó de lo sucedido. El maestro sabio replicó:

–De acuerdo, tú eres Dios y el elefante es Dios. Pero Dios, en la forma del muchacho que conducía el elefante, te avisó para que dejaras el paso libre. ¿Por qué no hiciste caso de la advertencia de Dios?

Aprende a discernir que DIOS esta presente en todo aún en nuestro cuidado, es necesario aprender discernir todo lo que viene de El.

Por esto medita en esta palabra de Dios, para que aprendas a tener dicernimiento en el presente que vives.

Pero debes saber esto: que en los últimos días vendrán tiempos difíciles.

Porque los hombres serán amadores de sí mismos, avaros, jactanciosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, irreverentes, sin amor, implacables, calumniadores, desenfrenados, salvajes, aborrecedores de lo bueno, traidores, impetuosos, envanecidos, amadores de los placeres en vez de amadores de Dios; teniendo apariencia de piedad, pero habiendo negado su poder; a los tales evita. 2 Timoteo 3:1-5.

Reflexión : “A veces resulta difícil discernir la voluntad divina, pero nunca hay que perder la fe”, “Ya eres grande, deberías discernir entre lo que está bien y lo que está mal”.

Oración : Concederme Señor el dicernimiento de tu palabra, con la cual puedo escoger el camino que debo seguir, para crecer mi fe y esperanza en ti. Amén.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on telegram
Share on whatsapp

Deja un comentario