Inteligencia

Inteligencia

El término inteligencia proviene del latín intelligentia, que a su vez deriva de inteligere. Esta es una palabra compuesta por otros dos términos: intus (“entre”) y legere (“escoger”).

Por lo tanto, el origen etimológico del concepto de inteligencia hace referencia a quien sabe elegir: la inteligencia posibilita la selección de las alternativas más convenientes para la resolución de un problema.

Golpea al escarnecedor y el ingenuo se volverá astuto, pero reprende al inteligente y ganará conocimiento. Proverbios 19:25.

De acuerdo a lo descrito en la etimología, un individuo es inteligente cuando es capaz de de escoger la mejor opción entre las posibilidades que se presentan a su alcance para resolver un problema.

Se cuenta que en un lugar un grupo de gente se divertía con el tonto del pueblo. Un pobre infeliz de poca inteligencia, que vivía de pequeñas chapuzas y de limosnas. Diariamente llamaban al idiota al bar donde se reunían y le ofrecían escoger entre un billete de 20 euros y una moneda de dos. El siempre escogía la moneda, menos valiosa pero más bonita y brillante, lo que era motivo de risas para todos.

Cierto día, uno de los miembros del grupo le llamó y le preguntó si todavía no se había dado cuenta de que la moneda valía menos, bastante menos, que el billete de papel.

– Lo sé, respondió, no soy tan bobo. La moneda vale bastante menos, pero, el día que escoja el billete, el jueguecito acaba y ya no voy a ganar más mi moneda.

“El mayor placer de una persona inteligente es aparentar ser idiota, delante de un idiota que aparenta ser inteligente”.

Reflexión: La inteligencia de un un hombre se mide cuando puede escoger el bien que desea prácticar para su porvenir, siendo capas de entender con sabiduria cada paso que da para su bienestar.

Palabras de Jesucristo : En aquella misma hora El se regocijó mucho en el Espíritu Santo, y dijo: Te alabo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque ocultaste estas cosas a sabios y a inteligentes, y las revelaste a niños. Sí, Padre, porque así fue de tu agrado. Lucas 10:21.

Pensamiento : Deja ya de ser torpe golpeando tu mismo con los problemas, recapacita y reconoce el poder de Dios, y serás lleno de conocimiento que te dará la inteligencia para resolverlos.

Y dijo al hombre: «He aquí, el temor del Señor es sabiduría, y apartarse del mal, inteligencia.» Job 28:28.

Oración: Señor dame la inteligencia celestial, que es la que me da la astucia para entender la vida que vivo y llenarme de fe con la que puedo mover montañas con sabiduria. Amén.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on telegram
Share on whatsapp

Deja un comentario