Preocupaciones

Preocupaciones.

Se deriva del latín praeoccupatio, es todos lo que produce zozobra o nerviosismo, es una carga llena de angustias que tomamos en nuestro interior, donde nos afectamos emocional mente, llegando de igual manera e repercutir exterior mente, donde puede afectar nuestra salud si la tenemos por mucho tiempo, dándonos síntomas de ansiedad y depresión.

Y aquel en quien se sembró la semilla entre espinos, éste es el que oye la palabra, mas las preocupaciones del mundo y el engaño de las riquezas ahogan la palabra, y se queda sin fruto. Mateo 13:22.

Un psicólogo en una sesión grupal levantó un vaso de agua, todo el mundo esperaba la típica pregunta: ¿Está medio lleno o medio vacío? …

Sin embargo, preguntó:
–¿Cuánto pesa este vaso? Las respuestas variaron entre 200 y 250 gramos.

El psicólogo respondió: “El peso absoluto no es importante, depende de cuánto tiempo lo sostengo.

Si lo sostengo 1 minuto, no es problema, si lo sostengo una hora, me dolerá el brazo, si lo sostengo 1 día, mi brazo se entumecerá y paralizará.

El peso del vaso no cambia, pero cuanto más tiempo lo sujeto, más pesado, más difícil de soportar se vuelve”.
Y continuó: “Las preocupaciones son como el vaso de agua”.
Si piensas en ellas un rato, no pasa nada.
Si piensas un poco más empiezan a doler y si piensas en ellas todo el día, acabas sintiéndote paralizado, incapaz de hacer nada.”

Importante. ¡¡Recuerda soltar el vaso.!!

Reflexión. Tenemos que soltar las preocupaciones, para esto es necesario pedir en muchas ocasiones ayuda y consejos sabios, a quien verdaderamente te lo puede dar; no carges más tú pensamiento, ya que si sigues te podrás hundir aún pozo, donde cada tiempo que pase te dará más dificultad de salir.!! Lucha por tu vida!!.

Palabra de Jesucristo. Venid a mí, todos los que estáis cansados y cargados, y yo os haré descansar.

Tomad mi yugo sobre vosotros y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón, y hallareis descanso para vuestras almas.

Porque mi yugo es fácil y mi carga ligera. Mateo 11:28-30.

Tiempo de Pensar. Cuanto más cargamos nuestras preocupaciones, aunque los veamos pequeñas, más nos afectamos y nos debilitamos, por esto es necesario buscarles soluciones, para poder soltarlas.

Oración. Soltare el vaso de mis preocupaciones delante de ti Señor. Me rindo de corazón y me afeero a tus promesas, toma ya todas mis cargas y dame la sabiduría para salir adelante de cada situación, donde tú serás mi ayuda a mis problemas. Amén

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on telegram
Share on whatsapp

Deja un comentario