La Alegría

La Alegría

Se llama alegría a la emoción o el sentimiento que se experimenta cuando algo provoca felicidad o júbilo.

Alegraos en el Señor y regocijaos, justos; dad voces de júbilo, todos los rectos de corazón. Salmos 32:11.

Puede considerarse la alegría como un estado anímico. Cuando una persona tiene alegría, se siente plena ya que vive un momento agradable o placentero. Por eso puede decirse que los seres humanos desarrollan una tendencia a realizar aquello que, de una forma u otra, les provoca alegría.

Un maestro estaba de un talante comunicativo, y por eso sus discípulos trataron de que les hiciera saber las fases por las que había pasado en su búsqueda de la divinidad. Primero, les dijo:
– «Dios me condujo de la mano al País de la Acción, donde permanecí una serie de años.

Luego volvió y me condujo al País de la Aflicción, y allí viví hasta que mi corazón quedó purificado de toda afección desordenada.

Entonces fue cuando me vi en el País del Amor, cuyas ardientes llamas consumieron cuanto quedaba en mi de egoísmo.

Tras de lo cual, accedí al País del Silencio, donde se desvelaron ante mis asombrados ojos los misterios de la vida y de la muerte».
– ¿Y fue ésta la fase final de tu búsqueda? le preguntaron.
– No respondió, el Maestro…Un día dijo Dios:
– «Hoy voy a llevarte al santuario más escondido del Templo, al corazón del propio Dios… Y fui conducido al País de la alegría .»

Reflexion. La Alegría es una satisfacción de placer, que llena nuestro ser de sonrisas y abrazos, empieza en lo más íntimo de nuestro corazón y se manifiesta en lo más externo de nuestro ser con felicidad.

Palabras de Jesucristo. Regocijaos y alegraos, porque vuestra recompensa en los cielos es grande, porque así persiguieron a los profetas que fueron antes que vosotros.

Mateo 5:12.

Tiempo de pensar. Una sonrisa es la mayor expresión de un regocijo, que enciende un corazón alegre.

Oración. No dejes que la tristeza entre a usurpar mi vida. Permítame o Dios de gozar ,los momentos felices, que llenarán mi alma de regocijo y satisfacción , sabiendo que tú me pondrás un corazón alegre. Amén

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on telegram
Share on whatsapp

Deja un comentario