El bien y el mal

El bien y el mal

Este libre albedrío se dio en el huerto del edén, donde DIOS Le dio una orden a Adán.

Y el Señor Dios hizo brotar de la tierra todo árbol agradable a la vista y bueno para comer; asimismo, en medio del huerto, el árbol de la vida y el árbol del conocimiento del bien y del mal. Génesis 2:9.

El día que el hombre escogió esto decidió su vida, ya que DIOS sabía que el conocimiento del hombre lo llevaría a morir en sus propios inventos y destruir lo belleza de la creación y darle muerte.

Y ordenó el Señor Dios al hombre, diciendo: De todo árbol del huerto podrás comer,

pero del árbol del conocimiento del bien y del mal no comerás, porque el día que de él comas, ciertamente morirás. Génesis 2:116-17.

Pero te has echo una pregunta que es el bien o el mal?

En un reino lejano de Oriente se encontraban dos amigos que tenían la curiosidad y el deseo de saber sobre el Bien y el Mal.

Un día se acercaron a la cabaña del un viejo sabio para hacerle algunas preguntas. Una vez.

Anciano díganos: ¿qué diferencia hay entre el cielo y el infierno?…

El sabio contestó:

-Veo una montaña de arroz recién cocinado, todavía sale humo. Alrededor hay muchos hombres y mujeres con mucha hambre. Los palos que utilizan para comer son más largos que sus brazos. Por eso cuando cogen el arroz no pueden hacerlo llegar a sus bocas. La ansiedad y la frustración cada vez van a más.

Más tarde, el sabio proseguía:

-Veo también otra montaña de arroz recién cocinado, todavía sale humo. Alrededor hay muchas personas alegres que sonríen con satisfacción. Sus palos son también más largos que sus brazos. Aun así, han decidido darse de comer unos a otros.

Reflexión. El bien y el mal es una decisión a seguir de todo ser humano, cuando prácticas o actúas de alguna de estas dos formas, recibirás de lo que haces en tu vida.

Palabras de Jesucristo. Antes bien, sea vuestro hablar: «Sí, sí» o «No, no»; y lo que es más de esto, procede del mal. Mateo 5:37.

Tiempo de Pensar. Has el bien y practicarlo y venceras el mal que te atormenta.

Nuestra decisión de poder compartir con los demás en sus necesidades, nos llevará a Dios a ser formados en la humildad y en amor

Oración. Señor enséñame a no ser egoísta, saber que el bien vence el mal y poder actuar en la necesidades de los demás, es tu voluntad puesta en acción. Amén.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on telegram
Share on whatsapp

Deja un comentario