Miedo

El miedo es una perturbación del ánimo que causa angustia por un riesgo que puede ser imaginario o real, no sólo del presente sino también del pasado o del futuro. El miedo es un sentimiento común en la humanidad, un modo de preservación que activa la amígdala cerebral donde se depositan las reacciones.

Y el Señor Dios llamó al hombre, y le dijo: ¿Dónde estás?

Y él respondió: Te oí en el huerto, y tuve miedo porque estaba desnudo, y me escondí. (Génesis 3:9-10).

El sentir miedo nos limita de nuestras seguridades, nos lleva al temor y al pánico, dejándonos en un estado de desequilibrio mental, donde nuestras reacciones de inseguridad trascienden a la cobardía.

En un lejano pueblo, un día, un hombre fue hecho preso por

órdenes de quien gobernaba ahí. Fue confinado a un oscuro

calabozo, al que se entraba por una gran puerta que hacia

mucho ruido al abrir y al cerrar. El carcelero, traía a la

vista una gran llave colgando, que el prisionero asumió que

pertenecia a esa puerta, lo que hacía imposible tomarla sin

que se diera cuenta.

El preso, pasó 20 años de su vida

en ese lugar. Todos los

días, el carcelero, abría la puerta y dejaba la comida y

bebida del día para el prisionero, volviendo a cerrar la

puerta.

Después de todo ese tiempo ahí, nuestro protagonista

decidió que no quería permanecer mas,pero no quería

suicidarse, por lo que pensó que sería mejor atacar al

carcelero cuando llegara para que este a su vez, lo matara

en represión.

Para estar bien seguro de lo que haría..por primera vez en

20 años, se acerco a la puerta para estudiarla y al verla,

no daba crédito a lo que veía ,la puerta no tenia candado

alguno, solo tenia un grueso pasador que era el que hacia

ruido cada vez que la abrían o cerraban.

Empezó a recordar que jamás vio al carcelero usar la

llave, ni se acordaba de que alguna vez existiera candado

alguno,abrió la puerta y salió,no vio a nadie en todo

el camino al salir a la luz del día,nadie intento

detenerlo,fue avanzando y avanzando,hasta que se dio

cuenta de algo..era libre…y durante esos 20 años..había

tenido la misma posibilidad de serlo…

Lo que lo mantuvo encerrado no era un candado.. era su

creencia de que existía un candado que lo detenía..fueron

sus miedos los que le arrebataron años que jamás

recuperaría…

Reflexion. Así nos pasa a nosotros…cuantas veces no somos

prisioneros de nuestros miedos y esperamos algo que nos

libere,cuando siempre fuimos libres.

Las cárceles pueden llamarse miedo a vivir, miedo a

cambiar, miedo a crecer, miedo a confiar, miedo a

arriesgarse, miedo a perdonar…

Palabras de Jesucristo. Y los discípulos, viéndole andar sobre el mar, se turbaron, y decían: ¡Es un fantasma! Y de miedo, se pusieron a gritar.

Pero enseguida Jesús les habló, diciendo: Tened ánimo, soy yo; no temáis. (Mateo 14:26_27).

Tiempo pensar . Trata de ver que es lo que te mantiene preso en tu

cárcel de tú mente y abre la puerta a la libertad , antes de gastar mas años queriendo morir de miedo.

Oración. Señor arraiga de mi vida todo miedo que me lleva a estar inseguro y turbado, guárdame de mi mismo, para poder aferrarme a tus promesas con la cual sabré estar seguro de lo que tú eres en mi. Amén.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on telegram
Share on whatsapp

Deja un comentario