Los problemas

Los problemas.

Un problema es una circunstancia en la que se genera un obstáculo al curso normal de las cosas. Por consiguiente un problema necesita solución, para poder resolverlo.

En la vida enfrentaremos problemas que pueden generar daños y molestias, para ello hay que tomar determinaciónes para afrontarlos y superarlos. De lo contrario seremos perturbados mientras existan.

Por tanto, así dice el Señor Dios: He aquí, pongo por fundamento en Sion una piedra, una piedra probada, angular, preciosa, fundamental, bien colocada. El que crea en ella no será perturbado. (Isaías 28:16).

Cuando hablamos de problemas, estamos hablando de elementos que obstaculizan el correcto o normal desempeño de los procesos, situaciones y fenómenos que nos rodean.

Cierto  día, en  un  monasterio , a la  muerte del guardián, fue necesario  encontrar un substituto. El gran Maestro  entonces convocó a  todos  sus discípulos para  determinar quién sería el nuevo centinela.

El Maestro, con  mucha  tranquilidad habló: «asumirá el puesto  el primer monje que  resuelva  el problema que voy presentarles».

Entonces, colocó una  mesita magnifica  en  el centro del enorme salón donde se encontraban reunidos, y encima  de  ella, puso  un  florero de  porcelana muy raro, con una  rosa  amarilla  de extraordinaria belleza adornándolo, y solamente dijo:»aquí esta el problema!».

Todos se  quedaron mirando la escena: el florero bellísimo, de  valor inestimable, con la maravillosa flor al centro. Qué representaría? qué hacer? cuál sería el enigma?

En ese instante, uno  de los discípulos  sacó  la  espada, miró  al Maestro, a  sus  compañeros, se dirigió  al centro  de  la sala  y….. SuaaassssssSSSSSsss…. destruyó  todo  con  un sólo  golpe! einmediatamente regresó a su lugar. Entonces el Maestro dijo:

«Tu serás el nuevo Guardián del Castillo».

Reflexión. No importa  cuál es  el problema. Ni que sea algo demasiado  bello. Si es  un problema, necesita ser eliminado y  hay que suprimilo.

Palabras de Jesucristo. Por tanto, no os preocupéis por el día de mañana; porque el día de mañana se cuidará de sí mismo. Bástele a cada día sus propios problemas.( Mateo 6:34).

Tiempo de Pensar. Cargamos perturbaciones por mucho tiempo, pero sólo cuando decidimos a ser valientes, podremos tener la capacidad de afróntar, resolver y eliminar.

Oración. Señor dame la capacidad de poder resolver los problemas que afrontó a diario, dándome la serenidad y la confianza para poder solucionarlos, sabiendo que tú eres mayor que cualquier circunstancia, con lo cual podre confiar en la respuesta de poder suprimidos. Amén.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on telegram
Share on whatsapp

Deja un comentario