Las Profecías

Profecías

En el Gran Libro todo esta escrito desde hace de miles de años, DIOS nos ha revelado su palabra, para que entendamos el camino de la salvación. Pero nos dejamos llevar por el mundo y sus afanes, sin darnos cuenta, que cada tilde de ella se está cumpliendo.

Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para vosotros en Cristo Jesús.

No apaguéis el Espíritu; no menospreciéis las profecías.

Antes bien, examinadlo todo cuidadosamente , retened lo bueno; absteneos de toda forma de mal.

Y que el mismo Dios de paz os santifique por completo; y que todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, sea preservado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo. (1 Tesalonicenses 5:18-23).

Solo nos preguntamos por que están sucediendo las cosas, y hasta muchos dicen que es un castigo de DIOS, pero no es es simplemente reconocer que se acerca la venida de Jesucristo. El cual nos hablo esta gran parábola:

Entonces comenzó a hablarles en parábolas: Un hombre planto una viña y la cerco con un muro, cavo un estanque debajo del lagar y edifico una torre; la arrendó a labradores y se fue de viaje.

Al tiempo de la vendimia envió un siervo a los labradores para recibir de los labradores su parte de los frutos de la viña.

Pero ellos, echándole mano, lo golpearon y lo enviaron con las manos vacías.

De nuevo les mandó otro siervo, y a él lo hirieron en la cabeza y lo trataron vergonzosamente.

Y envió a otro y a éste lo mataron; y así con otros muchos, golpeando a unos y matando a otros.

Todavía le quedaba uno, un hijo amado; y les envió a este último, diciendo: «Respetarán a mi hijo.»

Pero aquellos labradores se dijeron entre sí: «Este es el heredero; ¡venid, matémosle, y la heredad será nuestra!»

Y echándole mano, lo mataron y lo arrojaron fuera de la viña.

¿Qué hará, entonces, el dueño de la viña? Vendrá y destruirá a los labradores, y dará la viña a otros. ( Marcos 12:1-9).

Reflexión. Reconozcamos los tiempos que están pasando, vallamos a las escrituras y nos daremos cuenta de sus profecías.

Palabras de Jesucristo. Ni aun esta Escritura habéis leído: «La piedra que desecharon los constructores, esa, en piedra angularse ha convertido; esto fue hecho de parte del Señor, y es maravilloso a nuestros ojos»? Marcos 12:10-11.

Tiempo de Pensar. Abre tu corazón y reconoce a Jesucristo como tu Señor y Salvador, arrepintiendote de tus pecados, entonces tendrás paz y esperanza en tu vida y en la venidera.

Oración. Hoy decido pedirle perdón a Dios por mis pecados, reconociendo a Jesucristo como mi Salvador, sabiendo que su palabra se está cumpliendo, para cuando sea el momento de estar en su presencia, pueda verle cara a cara. Amén

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on telegram
Share on whatsapp

Deja un comentario