Libres para volar

Libres para volar

Hay veces en la vida que llevamos, estamos limitados a vivir libremente , nos encontramos cautivos en nuestro exterior, que nos lleva a enjaulanos en nuestro interior, dejándonos arrastrar por una vida llena de preocupaciones, afanes y ansiedades.

Cuando estamos encerrados en nosotros mismos, dependiendo de otros o simplemente llenos de preocupaciones, nos limitan a volar libre por la vida.

Un día reflexione y observe esto:

Mirad las aves del cielo, no siembran ni recojan en los graneros, pero vuelan libres y siempre obtienen sus alimentos, Van de un lugar a otro, descansan en cualquier árbol, pocas veces las vemos morir, su libertad les permite ver desde las alturas sus objetivos y paisajes; siempre dependen de Dios y no de los hombres.

Ahora si el hombre toma esa ave y la pone en una jaula. Ya no es libre, si no que está en cautiverio, depende del hombre para que le ponga su alimento o el agua; sufre de estrés aunque la pongan en una jaula de oro; esta ave la podemos ver morir, en su encierro; y no podrá volar libremente a ningún objetivo.

Asi viven muchos hombres en estos momentos, enjaulados, dependiendo del sustento de otro hombre, viviendo de las apariencias en jaulas de oro, pero no son libres para volar, ya que sus afanes y avaricia los limitan a volar a ver otros paisajes.

Si quieres ser libre, conócete como el Ser, el testigo de todo, el corazón de la atención.

Deja a un lado tu cuerpo; Establécete en tu propia vivencia y serás de una vez feliz.

Sereno para siempre; Libre para siempre; Sin forma de condiciones que te limiten, más allá del alcance de los sentidos, sal de tu encierro y mira el mundo que DIOS te otorgó para que vueles altos y libre, que te permitirán ver hermosos paisajes.

Reflexión. Depende de Dios y serás libre para volar. Depende del hombre y te encierras en una jaula.

Palabras de Jesucristo. Por eso os digo, no os preocupéis por vuestra vida, qué comeréis o qué beberéis; ni por vuestro cuerpo, qué vestiréis. ¿No es la vida más que el alimento y el cuerpo más que la ropa?

Mirad las aves del cielo, que no siembran, ni siegan, ni recogen en graneros, y sin embargo, vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No sois vosotros de mucho más valor que ellas? (Mateo 6:25-26).

Tiempo de Pensar. !Sé feliz pues!, Bien o mal, alegría y tristeza, eso pertenece sólo a la mente, no a ti. Tú eres en todas partes, eternamente libre.

Oración. Señor Dios y poderoso, te doy gracias por que me diste todo un planeta para ser libre, ayudame cada día a poder abrir mis alas para volar alto y ver Le hermosos paisaje que tú me das,al rededor mio. Amén.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on telegram
Share on whatsapp

Deja un comentario