Sal de tú aposento

Sal de tú Aposento.

Hay veces nos dejamos llevar por el viento de la comodidad, parecemos seres inertes, incapaces de dar pasos, paralizados antes la situaciones que nos rodean y dejándonos llevar por la pereza y el abandono.

Cuando la vida nos brinda siempre un nuevo día, por el cual podemos caminar en busca de nuestra libertad, pero sólo tenemos que salir de ese estado y levantar la cabeza del deseo de salir adelante. Confiados que DIOS tiene promesas y puertas abiertas, para aquel que decida tocarlas.

«Sal de tu parentela». Palabras que DIOS Le dijo a Abraham, para que pudiera tener una descendencia como la arena del mar.

Por tanto deja ya el hotel mamá y papá, sal en busca de tu propio objetivos, y empieza a tocar puertas para que se te habrán.

Un día finalmente supiste lo que debías hacer, y empezaste, aunque las voces a tu alrededor continuaban gritando sus malos consejos, a pesar de que toda la casa empezara a temblar y sintieras el viejo tirón en tus tobillos.

“¡Arregla tú vida!” cada voz gritaba.

Pero no te detuviste. Sabías lo que debías hacer, a pesar de que el viento levantó encontra con sus dedos rígidos los cimientos mismos, a pesar de que su melancolía era terrible.

Era lo suficientemente tarde, y una noche salvaje, y el camino lleno de ramas caídas y de piedras.

Pero poco a poco, mientras dejabas atrás sus voces, las estrellas comenzaron a arder entre las capas de nubes, y hubo una nueva voz que lentamente reconociste como propia, que te acompañó mientras te adentrabas más y más en el mundo, decidido a hacer la única cosa que podías hacer por ti, decidido a salvarla única vida que podías salvar. » La tuya».

Reflexion. Solo podrás obtener lo que deseas, cuando decides dar pasos para buscar tus objetivos.

Palabras de Jesucristo. Y yo os digo: Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá. (Lucas 11:9).

Tiempo de Pensar. Toda acción conlleva a un objetivo, por tanto no se te abren puertas si no las tocas, no se te da si no pierdes, y no encontrarse si no te mueves a buscar.

Oración. Señor ayúdame a salir de mi estado inerte, pon en mi el querer como el hacer, sabiendo que confiando en ti se me abrirán puertas de bendición. Amén.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on telegram
Share on whatsapp

Deja un comentario