¿Existe Dios?

Nos hemos encontrado en ocaciones con personas que dudan de la existencia de Dios. Se dicen que son ateos, llevados de sus propios pensamientos acerca de de la deidad de Dios.

La. Cm No reconocen su creación, la asumen como una evolución. Son hombres que dudan de la fe y el poder de El.

Pero que pida con fe, sin dudar; porque el que duda es semejante a la ola del mar, impulsada por el viento y echada de una parte a otra.

No piense, pues, ese hombre, que recibirá cosa alguna del Señor, siendo hombre de doble ánimo, inestable en todos sus caminos. (Santiago 1:5-8).

De ahí la importancia de saber que El existe, que los cielos y la tierra tuvieron su creador, que es esta permanente en nosotros si lo dejamos entrar en nuestra vida.

Por eso quiero afirmarte donde existe tu Dios.

El existe verdaderamente en el interior de cada persona. El hombre está hecho de la Verdad. Es una jarra hecha de la arcilla de Dios. De la misma forma que hay olas en el océano, cada alma individual es una ola de Dios. Las olas se alzan en el océano, danzan en él por un rato y luego se sumergen de nuevo. Las olas no son el océano, surgen del océano. El que pierde a sí mismo en esta conciencia realiza a Dios.

Es por ello que siempre digo:

«Medita en tu Ser interior, adora a tu Ser, inclínate ante tu Ser, respeta a tu Ser, comprende a tu Ser. Tu Dios vive dentro de tí como tu». Medita en El. Una vez has realizado Eso no hay nada que tengas que aceptar o rechazar porque te conviertes en el Ser del mundo. El mundo se convierte en tu mismo Ser. Vive en el mundo como el Ser. Olvida la dualidad. La dualidad no es buena. Los dicipulos dicen: «La persona que ve siempre a Dios como separado de él experimentará todo tipo de miserias, nunca experimentará la felicidad». Los que creemos en El decimos: «La persona que siempre considera a Dios como diferente a sí mismo vivirá siempre en temor». Véelo a El en tu interior. Es con profundo respeto que os doy la bienvenida con todo mi corazón.

Reflexión. Abre tus ojos al cielo y reconoce la grandesa de su creador, entonces El empezará habitar en tu ser interior.

Palabras de Jesucristo. Jesús le dijo: ¿No te dije que si crees, verás la gloria de Dios? (Juan 11:40).

Tiempo de Pensar. La palabra creer, abre una puerta a la verdad del ser Supremo, que entrará a tu vida y transformará tu alma.

Oración. Señor ayudame a mi incredulidad, dejame sentir tú poder para que se manifieste en mi vida, llenandome de fe y esperanza en tú verdad, que abrirá puertas de bendiciónes en mi bienestar. Amén

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on telegram
Share on whatsapp

Deja un comentario