El buen amigo

El buen amigo

Conservar una amistad, es poder darle lo mejor de nosotros a un amigo. Cuando el esta en las buena y en las malas estaremos siempre pendientes, sabremos cuando está pasando por dificultades para estenderle nuestra mano, poder estar presente con el en medio de la tristeza o el dolor, cuidaremos de su enfermedad y sabremos amarlo y respetarlo, sin abusar de su confianza.

No todos con los que nos relacionamos podemos decir que son amigos. Ya que para considerarlo como amigo, la relación se hace más personal, compartiendo más tiempo con el, hasta llegando a ser un gran confidente de nuestros actos y acciones.

El gran amigo siempre será fiel a su amistad sin sacar provecho de la relación.

Había una vez una casa grande en la que vivían varios perros: Negrita, Blani, Estrellita y Radio. Vivían felices corriendo por los patios, jugando y haciendo travesuras, pero casi a ninguno lo dejaban entrar a las casas.

Solo Estrellita tenía permiso de hacerlo, por ser la más pequeña y consentida.

Al llegar el invierno, todos buscaban refugio porque el frío les helaba todo el cuerpo. Estrellita se burlaba de ellos desde la comodidad de su camita dentro de la casa.

El invierno pasó y el sol radiante iluminaba todo. Los días eran perfectos para jugar al aire libre.

Los perros salieron contentos a correr y Estrellita también quiso acompañarlos pero ellos le dijeron:

– No queremos jugar contigo Estrellita. Sabemos que no es tu culpa que te permitieran entrar a ti sola a la casa durante las lluvias, pero no tenías derecho a burlarte de nosotros que nos moríamos de frío.

Y Estrellita, se entristeció y se acurrucó en su cómoda camita. Sola.

Reflexión : Los buenos amigos no se burlan de las dificultades de los demás. Intentan ayudarlos, dando lo mejor de ellos.

Palabras de Jesucristo. Nadie tiene un amor mayor que éste: que uno dé su vida por sus amigos.

Vosotros sois mis amigos si hacéis lo que yo os mando.

Ya no os llamo siervos, porque el siervo no sabe lo que hace su señor; pero os he llamado amigos, porque os he dado a conocer todo lo que he oído de mi Padre. (Juan 15:13-15).

Tiempo de Pensar. Un buen amigo se conserva como un gran tesoro, es una perla preciosa nuestra y sabremos cuidarlo como un diamante.

Oración. Señor se que tu nos diste el mejor ejemplo de amistad, dando tu vida por nosotros. Hoy decido conservarte como amigo y de igual manera reflejare tu ejemplo a mis amigos que me diste. Amén.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on telegram
Share on whatsapp

Deja un comentario