Aptitudes

Las aptitudes de una persona son altamente complejas, evolucionan día a día con la inserción a la sociedad de tecnología y mecanismos para hacer las cosas de la vida cotidiana mas fácil, los seres humanos tienen la propiedad de desarrollar capacidades en específicos, volverse prácticos y elaborados en eso y recrear a placer sus capacidades y aptitudes para su bien y de lo que le conviene, es neto el precepto que el conocimiento adquirido debe ser invertido para la buena vida, la administración prospera de la familia y en entorno que lo rodea

Porque el reino de los cielos es como un hombre que al emprender un viaje, llamó a sus siervos y les encomendó sus bienes.

Y a uno le dio cinco talentos, a otro dos, y a otro uno, a cada uno conforme a su capacidad; y se fue de viaje.

El que había recibido los cinco talentos, enseguida fue y negoció con ellos y ganó otros cinco talentos.

Asimismo el que había recibido los dos talentos ganó otros dos.

Pero el que había recibido uno, fue y cavó en la tierra y escondió el dinero de su señor.

Después de mucho tiempo vino el señor de aquellos siervos, y arregló cuentas con ellos.

Y llegando el que había recibido los cinco talentos, trajo otros cinco talentos, diciendo: «Señor, me entregaste cinco talentos; mira, he ganado otros cinco talentos.»

Su señor le dijo: «Bien, siervo bueno y fiel; en lo poco fuiste fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor.»

Llegando también el de los dos talentos, dijo: «Señor, me entregaste dos talentos; mira, he ganado otros dos talentos.»

Su señor le dijo: «Bien, siervo bueno y fiel; en lo poco fuiste fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor.»

Pero llegando también el que había recibido un talento, dijo: «Señor, yo sabía que eres un hombre duro, que siegas donde no sembraste y recoges donde no esparciste,

y tuve miedo, y fui y escondí tu talento en la tierra; mira, aquí tienes lo que es tuyo.»

Pero su señor respondió, y le dijo: «Siervo malo y perezoso, sabías que siego donde no sembré, y que recojo donde no esparcí.

«Debías entonces haber puesto mi dinero en el banco, y al llegar yo hubiera recibido mi dinero con intereses.

«Por tanto, quitadle el talento y dádselo al que tiene los diez talentos.»

Porque a todo el que tiene, más se le dará, y tendrá en abundancia; pero al que no tiene, aun lo que tiene se le quitará.

Reflexión. Dependerá de nuestras aptitudes el poder desarrollar la capacidad que poseemos.

Palabras de Jesucristo. Y al siervo inútil, echadlo en las tinieblas de afuera; allí será el llanto y el crujir de dientes. (Mateo 25:30).

Tiempo de Pensar. Solo si somos capaces, podremos vencer el miedo que nos rodea con una buena aptitud.

Oración. Señor no permitas que el miedo rodee mi vida, para poder desarrollar tú voluntad, dame la capacidad de vencerlo en tu nombre o Cristo Jesús. Amén

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on telegram
Share on whatsapp

Deja un comentario