El Acaparador

El Acaparador

Se dice que: » el que mucho abarca, poco aprieta».

Esto su e suceder muchos cuando pretendemos en alcanzar hacer muchas cosas en poco tiempo, sin meditar lo que puede suceder.

Hay quienes tratan de obtener más cosas de lo que los demás desean, tratan de recojer mucho más de lo que pueden manejar, estos síntomas de avariciar o de tratar de abarcar más de lo que pretende alcanzar, conllevan a la persona al egoísmo, trayendo como resultado sufrimiento interno de frustración.

Por lo general el a aparador es manipulador de la situación, que lo conlleva a sentirse mejor que los demás.

El acaparador no piensa en los demás, sino en si solo. Esta dispuesto a conseguir lo que obtiene sin importar el resultado.

Era 21 de Septiembre y todos los niños contentos después de un largo verano, regresaban a las escuelas. Al ser el primer día, la maestra llevó a clase un bote lleno de chucherías para dar la bienvenida al nuevo curso escolar. Uno de los alumnos salió el primero corriendo hacia los dulces.

Una vez que cogió todas las chuches que pudo,al intentar sacar la mano, el cuello del recipiente no le permitió hacerlo. El niño lloraba y lloraba amargamente, pero un amigo que estaba cerca le dijo: -Confórmate con coger solo la mitad y así podrás sacar la mano con los dulces.

Reflexión : No seas egoísta, avaricioso y escoge solo aquello que necesites. Como bien dice el dicho “quien mucho abarca, poco aprieta”.

Palabras de Jesucristo. Y les dijo: Estad atentos y guardaos de toda forma de avaricia; porque aun cuando alguien tenga abundancia, su vida no consiste en sus bienes.(Lucas 12:15).

Tiempo de Pensar. Es mejor poco que podamos controlar, que muchos que se nos salga de las manos.

Oración. Señor, muéstrame lo que pueda controlar y no me de más de lo que mi ser no pueda responder, ayudame a ser equilibrado con lo que obtengo. Amén.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on telegram
Share on whatsapp

Deja un comentario