Obedecer a los Padres

Obedecer a sus Padres.

Puede ser difícil para los hijos aprender a obedecer y honrar a sus padres; ¡para algunos niños es más difícil que para otros! Pero hay una muy buena razón para este mandamiento. Proverbios enseña que aquellos que escuchan a sus padres obtener sabiduría

El hijo sabio recibe el consejo del padre; mas el burlador no escucha las reprensiones» (Proverbio 13:1).

El plan de Dios es que los niños aprendan a honrar y obedecer a sus padres a medida que crecen, a fin de que puedan vivir sabiamente. Mientras aprenden el respeto en casa, van a respetar a otros de manera adecuada cuando salgan de casa. Incluso Jesús siendo joven, aunque era el Hijo de Dios, obedeció a sus padres terrenales y creció en sabiduría.

La biblia dice que los niños que no son disciplinados o que no obedezcan a sus padres, son mucho peor en la vida.

La vara y la reprensión dan sabiduría, pero el niño consentido avergüenza a su madre. (Proverbios 29:15).

Como los niños tienen la responsabilidad de obedecer a sus padres, los padres tienen la responsabilidad de instruir a sus hijos en los caminos de Dios.

Y vosotros, padres, no provoquéis a ira a vuestros hijos, sino criadlos en disciplina y amonestación del Señor» (Efecios 6:4)

Pero incluso si los padres no están siguiendo el mandamiento con los hijos, ellos aún tienen el mandato de obedecer y respetar a sus padres.

Era un pájaro ruiseñor muy alegre y divertido. Siempre andaba cantando pero era muy muy despistado.

Una noche cenando con su madre, esta le dijo que no debía cantar hasta mas tarde ya que los cazadores pasarían a esa hora y si estos les oían podrían matarle.

A la mañana siguiente como todos los días, el pájaro comenzaba a cantar para así atraer a sus presas. Olvidando lo que le dijo su madre, los cazadores le oyeron y se pusieron a disparar.

Afortunadamente al pájaro le dio tiempo a esconderse, ya que oyó el canto de su madre avisando de que estaban los cazadores en la zona.

Reflexión.: Hay que estar muy atentos y escuchar a nuestros padres cuando nos hablen, ya que un descuido nos puede salir caro.

Palabras de Jesucristo. Para que todos honren al Hijo así como honran al Padre. El que no honra al Hijo, no honra al Padre que le envió. (Juan 5:23).

Tiempo de Pensar. El que obedece a sus padres y recibe consejos, llega a viejo siendo honrado por los suyos.

» La honra a los padres es bendición y la deshonra es maldición y pobreza».

Oración. Señor, concedeme la capacidad de honrar a mi Padre y mi Madre, mientras vivan, sabiendo que está obediencia traerá bendiciones a mi vida. Amén.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on telegram
Share on whatsapp

Deja un comentario