El Alarde de lo logrado

Hacer Alarde de sus éxitos.

Uno de mayores problemas que obtienen aquello que han llegado a la cumbre del éxito, no es lo que han logrado, sino de hacer Alarde de su exito.

Alcanzar el triunfo sobre algo que te propusiste lograr es muy satisfactorio, pero creerte que por haberlo alcanzado nadie lo podrá lograr más que tú, es un alarde de vanidad, orgullo y egoísmo. Y es ahí donde esta el problema ya que cuando esto sucede estas a punto del fracaso inmediato.

Te doy un ejemplo, muchas personas han llegado al la cumbre del éxito y empiezan a acariciarlo, con excéntridades, con lujos innecesarios, ogullo y vanidosos de lo que han logrado, lo muestran a todo el mundo. Pero en si están en muchas ocaciones vacíos por dentro, que tienen que recurrir a la droga y el licor, quieren llenar todo esto con la aparencia que están bien por su triunfo, pero son personas tristes por que no se han encontrado en si mismo y el vcioa a llenado su vida. El caso de Michael Jackson es un ejemplo patético, de quien hizo alarde de su exito lo toco y murió vacío con el.

El éxito no se toca, se camina por el con humildad y sencillez, y siempre que lo logres mantendrás muchas más puertas abiertas y más cumbres que alcanzar. Ya que no es alcanzar el sueño sin no poder ser visionario a los logros.

La recompensa de la humildad y el temor del Señor son la riqueza, el honor y la vida. (Proverbios 22:4).

» El problema no es el dinero que has logrado, si no el amor con que lo vez»

Dos gallos luchaban para tomar el control del gallinero.

Después de una intensa pelea, uno de ellos salió derrotado, y no le quedó otra alternativa más que esconderse entre los matorrales.

El vencedor exhibiéndose orgulloso, se montó sobre uno de los postes de la cerca y comenzó a cantar a los cuatro vientos su victoria.

Fue entonces, cuando a su espalda, un zorro que esperaba paciente dio un salto hacia la verja y de un mordisco feroz cazó al gallo ganador.

Desde entonces, el otro gallo es el único macho en el gallinero.

Reflexión : La humildad es una virtud que muy pocos practican, pero que todos deberían dominar. A quien hace alarde de sus propios éxitos, no tarda en aparecerle alguien que se los quita.

Palabras de Jesucristo. Y en su enseñanza les decía: Cuidaos de los escribas, a quienes les gusta andar con vestiduras largas, y aman los saludos respetuosos en las plazas, los primeros asientos en las sinagogas y los lugares de honor en los banquetes; que devoran las casas de las viudas, y por las apariencias hacen largas oraciones; éstos recibirán mayor condenación. (Marcos 12:38-40).

Tiempo de Pensar. El éxito es un camino constante y no se debe tocar ni hacer alarde de el, ya que cuando lo haces perderás las visión.

Oración. Señor concede la humildad, para poder entender el caminar por el éxito, sabiendo ser ejemplo de honestidad y sinceridad para mi ser interior, que se podrá reflejar con sencillez, en el mundo que me rodea con amor y paz. Amén

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on telegram
Share on whatsapp

Deja un comentario