Aprende a luchar

Aprender a luchar.

Día a día nos despertamos con rectos nuevos que tomar, saber identificarlos es parte de un triunfador, que se dispone a no perder el tiempo que dura el día para poder sacar provecho al máximo, saber que hay que aprender a ganar y no ha perder.

Podemos idéntificar en lo que hacemos: ya sea en el campo laborar, espiritual, social oh económico. Que día a día las oportunidades están a las puertas y que debemos tocarlas para que se nos abran. Que hay que aprender a pedir, para poder recibir. Que tenemos que estar dispuestos a buscar para poder encontrar. Pero en ocaciones nos encontramos con personas que no están dispuestas a dar estos pasos, ya que justifican sus incapacidades por la culpa de los demás.

Lamentablemente hay padres que no ayudan a sus hijos ser independientes, si no que quieren tenerlos presos es su hogar con una sobre protección. Y ellos quieren cortarles sus alas para que no puedan volar por si solos.

Este gran error es muy común, cuando pensamos que amar es sobre proteger.

Nigun pichón de pajoro vuela si no se arriesga a saltar del nido. Nigun Leon sabe casar si no se aleja de lo que le enseño su madre cuando era cachorro.

Un hombre encontró un capullo de una mariposa y se lo llevó a su casa para poder ver a la mariposa cuando saliera del capullo. Un día vio que había un pequeño orificio y entonces se sentó a observar por varias horas, viendo que la mariposa luchaba por poder salir del capullo.

El hombre vio que forcejeaba duramente para poder pasar su cuerpo a través del pequeño orificio en el capullo, hasta que llegó un momento en el que pareció haber cesado de forcejear, pues aparentemente no progresaba en su intento. Pareció que se había atascado. Entonces el hombre, en su bondad, decidió ayudar a la mariposa y con una pequeña tijera cortó al lado del orificio del capullo para hacerlo más grande, y así fue que por fin la mariposa pudo salir.

Sin embargo la mariposa tenía el cuerpo muy hinchado y unas alas pequeñas y dobladas. El hombre continuó observando, pues esperaba que en cualquier instante las alas se desdoblarían y crecerían lo suficiente para soportar el cuerpo, el cual se contraería al reducir lo hinchado que estaba. Ninguna de las dos situaciones sucedieron y la mariposa solamente podía arrastrarse en círculos con su cuerpecito hinchado y sus alas dobladas.

Nunca pudo llegar a volar…. Lo que el hombre en su bondad y apuro no entendió, fue que la restricción de la apertura del capullo, y la lucha requerida por la mariposa para salir por el diminuto agujero, era la forma en que la naturaleza forzaba fluidos del cuerpo de la mariposa hacia sus alas, para que estuviesen grandes y fuertes y luego pudiese volar.

La libertad y el volar solamente podrán llegar luego de la lucha. Al privar a la mariposa de la lucha, también le fue privada su salud y su fuerza. La lucha es necesaria en nuestra vida. Si Dios no confiara en nuestras habilidades para salir adelante no nos pondría obstáculos. Y si no encontráramos obstáculos no podríamos crecer y ser tan fuertes como podemos llegar a Ser.

Reflexión. ¡Cuanta verdad hay en esto! Cuantas veces hemos querido tomar el camino fácil para salir de dificultades, tomando esas tijeras y recortando el esfuerzo y la lucha. Necesitamos recordar que todo lo que sucede en nuestra vida es una lección y una oportunidad. Y que a través de nuestros esfuerzos nuestros triunfos y en ocasiones nuestras caídas, somos fortalecidos, así como el oro es refinado con el fuego.

Palabras de Jesucristo. También decía: ¿A qué compararemos el reino de Dios, o con qué parábola lo describiremos?

Es como un grano de mostaza, el cual, cuando se siembra en la tierra, aunque es más pequeño que todas las semillas que hay en la tierra, sin embargo, cuando es sembrado, crece y llega a ser más grande que todas las hortalizas y echa grandes ramas, tanto que las aves del cielo pueden anidar bajo su sombra. (Marcos 4:30-32)

Tiempo de Pensar. Solo podemos salir del capullo de la conformidad, cuando aprendemos que ya no somos gusanos para arrastrarnos, si no que no hemos convertidos en mariposa para volar.

!! El gusano siempre se arrastrará por el suelo, pero cuando aprende a luchar en la oruga, se convierte en mariposa volará lejos por el aire!!

Oración. Saber encomendar el día a ti oh DIOS, es poder dar pasos seguros en lo que debemos alcanzar. Sabiendo que tu abrirás puertas, cuando estoy dispuesto a tocarlas. Que encontraré caminos, cuando decido a moverme de mi conformidad, y que tu respondes mis oraciones, cuando te las pido de corazón. Amén

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on telegram
Share on whatsapp

Deja un comentario