Vida desenfrenada

Vida desenfrenada

Cada vez vemos el desenfreno con que va la vida, llevando a muchos a grandes velocidades y apuros por lograr lo que pretenden en corto tiempo, placeres o riquezas, que sin importar como lo logren, se montan en autobuses equivocados. No se dan ni cuenta con quines están ni quien van a su alrededor, ni el daño que puedan producir, trayendo terror y muerte en muchas ocaciones. Hay muchos buses equivocados pero voy hablar de dos que son los que más se estrellan causando sufrimiento y muerte.

El autobús de La droga es uno de ellos que ha llevado a muchos a las cárcel o en ocaciones a la muerte. Muchas personas motivadas por obtener dinero rápido, a causa del sufrimiento de los demás, se dejan llevar por este gran flagelo, que causa muchos daño a familias enteras, tanto para el que la consume, como el que la distribuye. Miles de personas en el mundo han muerto, ya sean culpables o inocentes, que han dejado en la tristeza y en sufrimiento a muchas familias.

El autobús del la prostitución. Se dice que la prostitución es únicamente en las mujeres o hombres que venden su cuerpo por dinero. Pero creo que el que paga por tener sexo o verlo por placer, es considerado de igual manera. Ambos están montados en el mismo autobús y caerán al vacío de la destrucción, ya que han perdido la moral de la vida, que los enreda en su cuerpo de pecado, llevando su vida al desequilibrio del placer y la pornografía, que afectará todo su entorno, familia, amigos y trabajo.

Por esto toda vida desenfrenada tendrá como resultado una causa y es llegar al abismo del pecado y muerte. Por esto no te montes en el autobús equivocado.

Escuche una noticia que me causó mucha la atención, a tal grado que después soñé con ella.

La noticia hablaba de un chófer de un autobús que lleva a a bordo varias personas que transportaba de un pueblo a otro. Este en una pequeña subida decidió detener el autobús, para tratar de ayudar a un pasajero que se lamentaba en su interior. La prisa como se levantó del volante no se dio cuenta de poner bien el freno de seguridad. Este autobús en unos minutos se empezó a rodar marcha atrás, cayendo a un abismo, donde perdieron la vida varios pasajeros y otros quedaron grave mente heridos.

A los días soñé que yo estaba en un autobús, pero fue diferente, vi como la gente se divertía, tomando licor y llena de placeres. Vi como no se respetaban para tomar sus puestos cuando subían a abordarlo; hablando vulgaridades he irrespetuosos con los mayores de edad. Recuerdo en el sueño que yo estaba sentado y vi llegar una anciana a la cual le ofrecí mi silla, y yo me fui parado. Al cabo de una horas de viaje el autobús se detuvo y el chófer salió a tomarse un trago de licor en una cantina, yo aproveche debido que era el único que estaba parado, a bajarme para utilizar el baño de aquel lugar. Cuando di mi paso en tierra vi como el bus empezó a dar marcha atrás en gran velocidad, debido a que el chófer se le olvido poner el freno de emergencia, este se precipitó a un abismo, y al fondo lleno de agua, la gente que lo ocupaba se moría y no podían ser salvada debido a la profundidad en que estaban.

Medite y reflexione porque Dios me había permitido escuchar esa noticia y después soñar’ y esta fue la conclusión.

Reflexión. Hay veces nos montamos en los autobuses equivocados de la vida, estos están llenos de placeres y pecados. Que llevarán a muchos aún engañados a grandes velocidades y sin frenos, su conductor el diablo siempre se va a bajar para esperar el próximo bus a conducir y así poder enviar a muchos al abismo del infierno.

Palabras de Jesucristo. Llevándole a una altura, el diablo le mostró en un instante todos los reinos del mundo.

Y el diablo le dijo: Todo este dominio y su gloria te daré; pues a mí me ha sido entregado, y a quien quiero se lo doy.

Por tanto, si te postras delante de mí, todo será tuyo.

Respondiendo Jesús, le dijo: Escrito está: «Al Señor tu Dios adoraras, y a Elsolo serviras.» (Lucas 4:4-8)

Tiempo de Pensar. Bájate del autobús equivocado; No dejes que la rapidez de los afanes y placeres te tiren al vacío desenfrenado de la vida.

Oración. Señor guárdame de no montarme en autobuses equivocados, guía mi vida por senderos de fe y esperanza, donde tu reinas y traseras paz ami corazón y alma. Amén.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on telegram
Share on whatsapp

Deja un comentario