Tribulación Mental

Tribulación Mental.

Una tribulación es el padecimiento espiritual o moral, un dolor o un martirio que sufre una persona, cuando una gran angustia se produce por algún evento; trayendo una gran adversidad, con la cual en muchas ocaciones no se puede soportar.

La tribulación, es una cárcel de pesadillas vividas, que encierran a la persona en la angustia, dejando un sin número de problemas mentales, que le causan un efecto trascendental al sufrimiento.

Cuando nos sentimos atribulado por algo o por alguien, el temor se apodera de nuestro ser, el miedo toma control de nuestras emociones, dejándonos sentir reacciones de panico y asombro. Por el cual nuestra vida es afectada, ya que se pierde lo más valioso de nuestro ser interior, que es la paz en el corazón. Dejarnos atrapar de ella, nos causará un efecto trascendental en nuestra mente.

Solo poder soltará dependerá de nosotros, ya que si Le abrimos la puertas a los pensamientos que nos agobia o se las cerramos con la y da de Dios que es el candado para que no entren.

Un estudiante psicología , se quejaba de que no podía meditar: sus pensamientos no se lo permitían. Habló de esto con su maestro diciéndole: “Maestro, los pensamientos y las imágenes mentales no me dejan meditar; cuando se van unos segundos, luego vuelven con más fuerza. No puedo meditar. No me dejan en paz”. El maestro le dijo que esto dependía de él mismo y que dejara de cavilar. No obstante, el estudiante seguía lamentándose de que los pensamientos no le dejaban en paz y que su mente estaba confusa. Cada vez que intentaba concentrarse, todo un tren de pensamientos y reflexiones, a menudo inútiles y triviales, irrumpían en su cabeza…

El maestro entonces le dijo: “Bien. Aferra esa cuchara y tenla en tu mano. Ahora siéntate y medita”. El discípulo obedeció. Al cabo de un rato el maestro le ordenó: ”¡Deja la cuchara!”. El alumno así hizo y la cuchara cayó obviamente al suelo. Miró a su maestro con estupor y éste le preguntó: “Entonces, ahora dime ¿quién agarraba a quién, tú a la cuchara, o la cuchara a ti?.

Reflexión. Nuestra mente es un campo de batalla, que nos conlleva a estar atribulado en nuestro interior y no nos deja avanzar. Por esto hay que soltar lo que nos limita.

Palabras de Jesucristo. Jesús les respondió: ¿Ahora creéis?

Mirad, la hora viene, y ya ha llegado, en que seréis esparcidos, cada uno por su lado, y me dejaréis solo; y sin embargo no estoy solo, porque el Padre está conmigo.

Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tenéis tribulación; pero confiad, yo he vencido al mundo. (Juan 16:31-33).

Venid a mí, todos los que estáis cansados y tribulados, y yo os haré descansar.

Tomad mi yugo sobre vosotros y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón, y hallareis descanso para vuestras almas. (Mateo 11:28-29).

Tiempo de Pensar. Suelta lo que te atribulado en tu mente, y serás libre de tu encierro emocional.

Oración. Señor. Guárdame de estar atribulado por mi mente, o por las cosas que sucedan en mi entorno. Ayúdame a saber descansar en ti, sabiendo que tu palabra es un remanente de bendiciones, que traerán paz y esperanza ami corazón angustiado. Amén

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on telegram
Share on whatsapp

Deja un comentario