El engaño

El Engaño .

Un engaño, por lo tanto, supone una falta de la verdad en lo que se dice, hace o piensa. Es posible vincularlo con la mentira, las trampas o las artimañas.

La persona engañosa no es sincera, es marrullera cuándo trata de ocultar la forma de actuar ante los demas, aparentando lo que no es y tratando de envolver al inocente, cuando quiere lograr lo que pretende alcanzar; por lo generar es astuta y ligera para mentir.

Y la serpiente era más astuta que cualquiera de los animales del campo que el Señor Dios había hecho. Y dijo a la mujer: ¿Conque Dios os ha dicho: «No comeréis de ningún árbol del huerto»? (Génesis 3:1).

El engaño se genero en el principio en el huerto del edén, cuando Satanas engaño a Eva, después Eva engaño a Adam; Este a su vez solo trato de justificar su caída ante Dios, echandole la culpa a la mujer. Por que el engaño cuando es descubierto siempre buscará justificación y buscará echarle la culpa a otros.

Y Dios le dijo: ¿Quién te ha hecho saber que estabas desnudo? ¿Has comido del árbol del cual te mandé que no comieras?

Y el hombre respondió: La mujer que tú me diste por compañera me dio del árbol, y yo comí.

Entonces el Señor Dios dijo a la mujer: ¿Qué es esto que has hecho? Y la mujer respondió: La serpiente me engañó, y yo comí. (Génesis 3:11-13).

La persona infiel a las relaciones amorosas, es una persona que procede con engaño, su forma de actuar lo conlleva en buscar placeres con otra persona, después quiere mendigar su conciencia ante la que ama con mentiras.

El engaño es una nube cubierta de mentira, que apagará la sinceridad del alma.

Una vez un zorro estaba vagando por la oscuridad, cuando or desgracia cayó en un pozo. Intentó salir pero no podía. No tenía otra alternativa que permanecer allí hasta la mañana siguiente. Al día siguiente, una cabra llegó por allí, miró al pozo y vio al zorro. La cabra preguntó “¿qué estás haciendo ahí, señor zorro?”

El astuto zorro respondió:

“Vine aquí para beber agua. Es la mejor que he probado en mi vida. Ven y pruebala por ti misma. Sin pensar ni siquiera por un rato, la cabra saltó al pozo, apagó su sed y buscó una forma de salir. Pero al igual que el zorro, también fue incapaz de salir.

Entonces el zorro dijo:

“Tengo una idea. Ponte de pie sobre tus patas traseras. Subiré sobre tu cabeza y saldré. Entonces yo te ayudaré a salir también”.

La cabra era inocente e hizo lo que el zorro le dijo.

Mientras caminaba, el zorro en las afueras del pozo, dijo a la cabrá:

“Si hubieras sido lo suficientemente inteligente, nunca te hubieras dejado engañar, para entrar sin ver cómo salir”.

Reflexión : Mira ante de saltar. No hagas algo ciegamente sin pensarlo antes, para que no caigas en el engaño y en las artimañas de otros.

Palabras de Jesucristo. Pero las preocupaciones del mundo, y el engaño de las riquezas, y los deseos de las demás cosas entran y ahogan la palabra, y se vuelve estéril.(Marcos 4:19).

Tiempo de Pensar. El engaño te hace caer a un río lleno de mentiras, ahogandote cada día más en la profundidad de tú falcedad. La sinceridad es el puente del rio.

Oración. Dios. Guarda mi corazón de proferir engaño; permite que la sinceridad reine en mi vida, para ser honesto contigo y el prójimo, que me llevará por caminos justos y verdaderos. Amén.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on telegram
Share on whatsapp

Deja un comentario