Como debemos ver la vida

Como debemos de ver la vida.

La vida es una carretera, que a diario va pasando por diferentes partes con rapidez. Llena de diferentes paisajes que nos mostrarán por donde hemos andado.

Esta compuesta de experiencias que no formarán, en el desarrollo continuo de nuestro crecimiento. Cada momento que vivimos nos enseña aprender de ellos, no se repiten y siempre traerá algo diferente o nuevo.

Ten mucho cuidado de cómo vives y de lo que enseñas. Mantente firme en lo que es correcto por el bien de tu propia salvación y la de quienes te oyen. (Timoteo 4:16).

Cuando andamos por esa carretera, sabremos que hay momentos de respectar las leyes impuestas, para aprender a cuidarnos.

Que hay que hacer pare, cuando sea necesario, para que otros puedan seguir.

Que hay semáforos que nos advierten cuando paramos o cuando seguimos, para todo lo que pretendemos alcanzar.

Que hay que aprender a ceder el paso, a muchos con los que nos encontramos.

Saber conservar la distancia entre uno y otros, sabiendo marcar los límites.

Que los carriles es para guiarnos bien por ellos, manteniendo y respetándose unos con otros.

Poder distinguir las carreteras, para no desviarnos hacia donde pretendemos llegar.

Que nosotros somos el carro, con el cuerpo que tenemos.

Que el alma es el chofer, para conducirlo por la vida.

Que el espíritu es nuestro timon, por el cual nos permitirá guiarnos por la ruta.

Ahora al carro hay que hacerle el mantenimiento adecuado, para que pueda durar el tiempo necesario.

Que hay que hacerle cambios cuando nos desgastamos, para pemplazar las situaciones cuando sean necesarias.

Que los frenos estén en muy buen estado, para cuando nos veamos en peligro podamos parar rápidamente.

Que hay que manejar siempre mirando hacia adelante, y solo observar rápidamente por el retrovisor, para mirar que viene detrás de nosotros, oh que hemos dejado.

No distraerse cuando estemos conduciendo, ya que pondrás en peligro tu vida y la vida de muchos.

Que hay que saber cuando ponemos marcha atrás, para poder volver a tomar el rumbo hacia adelante, para lo que pretendemos alcanzar.

Saber cuando hay que poner velocidad para llegar, oh cuando hay que desminuirla, para no causar un acidente, por el cual nos veremos afectados.

Que hay que andar con cinturones de seguridad, que serán la protección de nuestras acciones y carácter.

Que las luz siempre este encendida, para alumbrar el camino, dejándole saber a otros que estamos en la vía.

Que la direccionales indicarán, cuando tenemos que hacer cambios y poder de igual manera lograr hacer giros seguros.

Conducirnos por las carreteras hacia nuestro destino, mostrará diferentes caminos. Unos montañosos, otros planos, otros en bajadas, unos con muchas curvas.

Pero habrá otros caminos destapados, llenos de piedras, polvo y fandango. Los cuales debemos evitar, o cuando caminamos por ellos, tendremos que ir con mucho cuidado, para no quedarnos varados o atracados.

Ahora los mejore guardias de tránsito son : DIOS Padre, Jesucristo su hijo y el Espíritu Santo. Quienes no guiará por las leyes establecidas, para cumplir con ellas. Oh nos parará cuando sea necesario por haber infligido, el cual nos pondrá un parte, por el que tenemos que pagar por la consecuencias.

Y si ya son muchas, Dios Padre determinará si suprimir la licencia y detener he inmovilizar el carro, para que no podamos seguir manejando por la vida.

Reflexión. Nuestra vida será el reflejo de las vivencias por las cuales hemos pasado. Ellas nos mostrarán los mapas y la rutas que hemos pretendido alcanzar.

Palabras de Jesucristo. Sin embargo, la puerta de acceso a la vida es muy angosta y el camino es difícil, y son solo unos pocos los que alguna vez lo encuentran. (Mateo 7:14).

Tiempo de Pensar. Vivir es poder disfrutar de cada paisaje por donde hemos andado, sabiendo que cada uno de ellos ha sido el camino que hemos determinado tomar.

Oración. Dios Padre y Eterno. Muéstrame los caminos y vías por donde debo de guiar mi vida, para poder llegar a los objetivos y las metas trazadas, que me mostrarán el bienestar de mi supervivencia. Amén.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on telegram
Share on whatsapp

Deja un comentario