Pedir ayuda

Promesa 281

«Clama a mí, y yo te responderé y te revelaré cosas grandes e inaccesibles, que tú no conoces.» Jeremías 33:3 .

Tiempo de meditación

La ayudada se denomina a una cooperación, un auxilió o una asistencia. Existen innumerables tipos de ayuda de acuerdo al contexto ya que el ser humano es un ser social y siempre establece vínculos con sus semejantes: en muchas de esas relaciones, se brinda o se recibe ayuda. Muchas cosas que se compran , proveen un manual de ayuda para conocer su funciones al cien por ciento. De ahí la importancia de pedir ayuda cuando se necesita.

¿Por qué nos cuesta tanto pedir ayuda? Para muchas personas pedir ayuda resulta toda una odisea, manteniendo diversas creencias erróneas sobre lo que significa pedir ayuda. En el mundo competitivo en el que nos movemos actualmente, es común pensar que si pedimos ayuda nos estamos condenando a tener que devolver el favor, con la creencia de que todo lo que hacemos se hace esperando obtener algo a cambio. Más cuando necesitamos ayuda la tenemos que buscar para nuestro bien.

Tiempo de reflexión

Vemos matrimonios que están enfrentando un problema fuerte como pareja , se están cerrando cada uno en su opinión y dejándose llevar por sus emociones. En ese momento la importancia de pedir ayuda a alguien que los pueda auxiliar en el problema, para poder restablecer la relación. Recomiendo que ese alguien se un profesional que sea equilibrado y pueda darles la solución adecuada. Existes muchos otros casos de personas que sufren de estrés, de inseguridades, depresión, etc. Que necesitan ayuda profesional o espiritual.

Por esto tomando estos ejemplos , quiero hablarles de lo espiritual. Dios nos creo y nos dejo un manual de ayuda llamado el Gran libro. Para ser formado en hombres de Fe, esperanza y confianza en Dios.

Porque yo libraba al pobre que clamaba, y al huérfano que no tenía quien le ayudara. Job 29:12.

Así te darás cuenta que tú puedes pedir ayuda celestial.

Tiempo para actuar.

En medio de cualquier problema, angustia o enfermedad. Tenemos la oportunidad de pedir ayuda por medio de Jesucristo quien intercede por nosotros.

Y todo lo que pidáis en mi nombre, lo haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo. Si me pedís algo en mi nombre, yo lo haré. Juan 14:13-14.

Muchas personas han tenido malas experiencias en su vida cuando han necesitado ayuda: no han encontrado a personas que en ese momento pudieran ayudarles, o bien han recibido una ayuda que no es la que esperaban y ha habido entonces frustración. Haciéndonos conscientes de que estamos bajo todas estas influencias, que son las que nos dificultan el poder pedir ayuda. Estaremos en disposición para dar el paso de valentía que hace falta. Rompiendo con nuestros temores, dejando de alimentar la desconfianza y el aislamiento. Y pedir ayuda.

Tiempo de pensar

No te ahogues en un vaso con agua , recuerda que pedir ayuda te librará de esa batalla en la que te encuentras.

Oración.

Gracias Jesucristo por ser intercesor ante Dios por nosotros, ayúdame hoy con los problemas del día, sabiendo que traerás paz a mi corazón. Amén.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on telegram
Share on whatsapp

Deja un comentario