EL PODER DE DIOS

SALMO 45: 3-6

¡Ponte la espada, oh poderoso guerrero! . ¡Eres tan glorioso, tan majestuoso! . Cabalga con majestad hacia la victoria y defiende la verdad, la humildad y la justicia. ¡Avanza para realizar obras imponentes!. Tus flechas son afiladas; traspasan el corazón de tus enemigos, y las naciones caen a tus pies. Tu trono, oh Dios, permanece por siempre y para siempre; tú gobiernas con un cetro de justicia.

Tiempo de meditación.

Hay un gran dicho que dice : ¡ Quieres conocer a un hombre, dale poder!. En ocaciones vemos como los hombres que se encaminan en la política empiezan tratando de formar ideas , para llevarlas a un gobierno, estos hombres son capaces de convencer a las personas con sus discursos, para que les den un voto de confianza. Mas haste esta pregunta, ¿ cuantos cumplen sus promesas cuando llegan al poder?. Y te puedo contestar que muchos no cumplen ni el treinta por ciento de lo que prometieron. Ya que cuando suben al poder se cambian sus manera de actuar y proceder, empiezan a cambiar sus justicias por injusticias y muchos se corrompen por el poder y el dinero. Un hombre con poder es débil aun que se sienta con poder para ejecutar, ya que su debilidad esta en la falta de humildad , el orgullo y la injusticia.

Tiempo de reflexion.

Ahora quiero definir la diferencia entre el poder del hombre y el poder de Dios. Lo escrito en la meditación es el poder del hombre, mas conozcamos el poder de Dios: El poder de Dios sobre pasa todo entendimiento, este sabe y conoce a toda su creación, es coronado en victoria y su amor sobre pasa toda verdad, se viste de humildad y justicia, llevando siempre un balance de todas la acciones del hombre, donde los juzga de acuerdo a sus comportamientos .

Tu mano derecha, oh Señor, es gloriosa en poder. Tu mano derecha, oh Señor, aplasta al enemigo. Éxodo 15:6.

Por esto nadie podrá ser librado del poder de Dios, el juzga todas la naciones, es quien permite poner reyes o quitarlos, si sabemos confiar en su poder nos librara de las batallas, dándonos victorias en nuestras vidas. Por esto solo hay un solo Dios a quien debemos brindarle nuestro amor.

¡Miren ahora, yo mismo soy Dios! . ¡No hay otro dios aparte de mí! Yo soy el que mata y el que da vida, soy el que hiere y el que sana. ¡Nadie puede ser librado de mi mano poderosa!. Deuteronomio 32:39.

Dios encierra su poder en las Santas Escrituras. Pues, de acuerdo al contenido bíblico, tiene poder para transformar nuestra mente, corregir e instruir. Además, la Palabra de Dios es perfecta, limpia, pura, fiel, verdad.

Toda la Escritura es inspirada por Dios y es útil para enseñarnos lo que es verdad y para hacernos ver lo que está mal en nuestra vida. Nos corrige cuando estamos equivocados y nos enseña a hacer lo correcto. Dios la usa para preparar y capacitar a su pueblo para que haga toda buena obra. 2 Timoteo 3:16-17.

Tiempo para actuar.

Debemos someternos al poder de Dios, el es el Rey por excelencia de nuestra vidas, siempre estará presente en los momentos que mas necesitamos de El, escuchando muestras oraciones y plegarias , para que podamos entender su voluntad.

El Señor es mi roca, mi fortaleza y mi salvador; mi Dios, mi roca, en quien encuentro protección. Él es mi escudo, el poder que me salva y mi lugar seguro. Él es mi refugio, mi salvador, el que me libra de la violencia. Clamé al Señor, quien es digno de alabanza, y me salvó de mis enemigos. 2 Samuel 22:2-4.

Rinde tu vida a su poder, busca de su verdad y justicia, para que encamines tu vida sobre la Roca Eterna, sabiendo que te ayudara a comprender la sabiduría y la verdad de la vida, donde su esperanza es que estemos salvos por medio de su hijo Jesucristo , quien es el que tiene el poder de la vida y la muerte. Ahora bien, cuando una persona recibe al Señor como Dios y Salvador, el Espíritu de Dios nos guía para poder comprender las cosas de Espíritu. Podemos entender los secretos que Dios nos quiere revelar.

La Palabra de Dios tiene tanto poder que puede penetrar hasta lo más profundo de nuestro ser. Es tan poderosa que nos permite discernir las intenciones profundas del corazón.

Pues la palabra de Dios es viva y poderosa. Es más cortante que cualquier espada de dos filos; penetra entre el alma y el espíritu, entre la articulación y la médula del hueso. Deja al descubierto nuestros pensamientos y deseos más íntimos. No hay nada en toda la creación que esté oculto a Dios. Todo está desnudo y expuesto ante sus ojos; y es a él a quien rendimos cuentas. Hebreos 4:12-13.

Tiempo de pensar.

El poder de Dios nos libra, mas el poder del hombre nos cautiva en esclavitud.

Oración.

Me despierto confiando en el poder de Dios, quien es capaz de transforma mi vida, dándome su amor para poder sobrepasar toda situación por amarga que sea, el traerá descanso y paz a mi corazón, Por el cual siempre estaré confiado de su justicia y su sanidad . Amén.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on telegram
Share on whatsapp

Deja un comentario