REDIMIDOS POR JESUCRISTO

SALMO 49:7-9

Sin embargo, no pueden redimirse de la muerte pagándole un rescate a Dios. La redención no se consigue tan fácilmente, pues nadie podrá jamás pagar lo suficiente como para vivir para siempre y nunca ver la tumba.

Tiempo de meditación.

El concepto de redención se aplica a la liberación, mediante una acción, de un dolor, penuria, u otra adversidad, por este la redención se aplica de modo espiritual, donde seremos liberados de la muerte para obtener vida eterna. Por esto existe un redentor quien es el que libera al hombre y le otorga salvación. La palabra redimir significa “comprar”. El término era usado específicamente con referencia al pago de la libertad de un esclavo . Todos necesitan de la redención. Nuestra condición natural se caracterizó por la culpa: “Por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios”. Esto expresa de que debemos de ser perdonados por un redentor y que si en verdad nos arrepentimos seremos redimidos como hijos de Dios. Este redentor es Jesucristo. La palabra rescate está relacionada con el concepto cristiano de la redención. Jesús pagó el precio de nuestra liberación del pecado y sus consecuencias.

Tiempo de reflexión

La muerte tiene una esperanza viva que es la sangre de nuestro Señor Jesucristo, quien es el que pago el precio por nuestros pecados. Este Redentor fue despreciado y rechazado por muchos, mas su fidelidad es quien nos salva.

El Señor, el Redentor y Santo de Israel, le dice al que es despreciado y rechazado por las naciones, al que es el siervo de los gobernantes: Los reyes se pondrán en posición de firmes cuando tú pases. Los príncipes se inclinarán hasta el suelo por causa del Señor, el fiel, el Santo de Israel, que te ha escogido». Isaías 49:7.

Si somos “redimidos,” entonces nuestra condición previa era la de esclavitud. Dios ha pagado nuestra libertad, y ya no estamos bajo la esclavitud del pecado o de la ley del Antiguo Testamento.

La redención de Cristo nos ha librado de la culpa: “siendo justificados gratuitamente por su gracia, mediante la redención que es en Cristo Jesús” .

Sin embargo, con una bondad que no merecemos, Dios nos declara justos por medio de Cristo Jesús, quien nos liberó del castigo de nuestros pecados. Romanos 3:24.

Tiempo para actuar.

Debemos de buscar nuestra redención, por medio de Jesucristo, sabiendo entregarle nuestra vida a su voluntad, para que seamos redimidos en los tiempos postreros. Las calles del cielo estarán llenas de ex-cautivos, quienes, por ningún mérito propio, se encuentran redimidos, perdonados y libres. Los esclavos del pecado son convertidos en santos. No sorprende que cantan un nuevo cántico—un cántico de alabanza al Redentor que fue inmolado .

Y cantaban un nuevo canto con las siguientes palabras: Tú eres digno de tomar el rollo y de romper los sellos y abrirlo. Pues tú fuiste sacrificado y tu sangre pagó el rescate para Dios de gente de todo pueblo, tribu, lengua y nación. Apocalipsis 5:9

Nosotros éramos esclavos del pecado, condenados a una separación eterna de Dios. Jesús pagó el precio para redimirnos, resultando en nuestra liberación de la esclavitud del pecado, y nuestro rescate de las consecuencias eternas de ese pecado.

Tiempo de pensar.

La palabra rescate está relacionada con el concepto cristiano de la redención. Jesús pagó el precio de nuestra liberación del pecado y sus consecuencias.

Oración.

Señor te doy gracias por el precio que pagaste en la cruz por mis pecados, para poder ser redimido del la muerte y ser libre en la vida eterna, por esto te acepto como mi único Salvador y Redentor. Amén.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on telegram
Share on whatsapp

Deja un comentario