EL DESÁNIMO Y EL ÁNIMO

Solo un descanso bien hecho recobrara el cansancio y nos animará a seguir adelante. Mas la fatiga nos lleva al cansancio y nos produce el desanimo.

Sufrir por el desanimó es un desaliento que abarca nuestra mente y cuerpo , ya que perdemos toda motivación de dar pasos a seguir adelante a lo que pretendemos lograr. Cuando los obstáculos parecen muy empinados y el agua esta muy oscura y profunda , o las luchas se vuelven intensa y las batallas se hacen mas severas. Es en ese momento que existe la oportunidad de perder el coraje para continuar con nuestro objetivos. Y nos desánimos. Es fácil que nos desanimemos cuando buscamos recompensa o afirmación de aquellos que nos rodean. Si nuestro servicio u obediencia se basa en la gratificación inmediata, quizás nos estemos preparando para el desánimo. El desánimo puede ser una luz de advertencia para nosotros que hemos perdido nuestro principal objetivo. Nuestros pensamientos nos inquietan y nuestras ganas de seguir se detienen , ya que el sentido de lograr se estanca y la idea se detiene. A menudo, es el orgullo, la codicia o la avaricia, lo que alimenta nuestro desánimo. A veces el desánimo proviene de una sensación de que se tiene derecho a algo, que resalta la diferencia entre lo que tenemos y lo que creemos que nos deben.

Examíname, oh Dios, y conoce mi corazón; pruébame y conoce los pensamientos que me inquietan. Salmos 139:23.

Cuando nos sentimos desanimados, es de gran ayuda estar a solas con el Señor y permitirle que examine nuestros corazones y nuestras motivaciones. El animo se busca , lo encontramos cuando somos motivados por otras personas . Te has encontrado muchas veces desanimados, pero llega alguien con una energía de la vida y te restaura tu animo.?. No dejes que nada te desanime, por que hasta una patada en el trasero, te empuja hacía adelante. Por esto te animo hoy a que estés firme en El Señor, creyéndole, confiándole y veras que podrás encontrar respuestas a tus oraciones. Suelta tu frustracion, enfermedad, o situación que te están desanimando, y fortalécete en JESUCRISTO

Por lo demás, fortaleceos en el Señor y en el poder de su fuerza. Efesios 6:10 .

Cuanto tu valoras a la personas que trabajan contigo , los reanimas a seguirte haciendo su labor con animo, y serás prosperado con ellos. Cuando existen ganas, todo es posible. Es hora de levantar tu mirada al creador.

Porque tú, oh Señor de los ejércitos, Dios de Israel, has revelado a tu siervo, diciendo: «Yo te edificaré casa»; por tanto, tu siervo ha hallado ánimo para elevar esta oración a ti. 2 Samuel 7:27

Por esto la necesidad de ir a la iglesia, templo , sinagoga, o lugar de reuniones de motivación, cuando visitamos estos lugares, por lo general hay hombres con grandes enseñanzas, que nos restauran el animo. El Gran Libro es una vida de ejemplos de hombres , que aprendieron a confiar en Dios, estos escritos también nos animan. Nos restauran y nos ofrecen la confianza de poder seguir luchando por lo que pretendemos , de igual nos ayuda a soltar todo aquello que nos desanima y nos enfoca a una vida mejor y en paz. La clave para vencer el desánimo es recordar las promesas de Dios y aplicarlas.

Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiéndolo hecho todo, estar firmes. Efesios 6:13 .

Cuando usamos el desánimo como un recordatorio de que nuestras prioridades se han distorsionado, el sentimiento de desánimo puede convertirse en una herramienta de refinación para hacernos más como Jesús.

Y sabemos que Dios hace que todas las cosas cooperen para el bien de quienes lo aman y son llamados según el propósito que él tiene para ellos. Pues Dios conoció a los suyos de antemano y los eligió para que llegaran a ser como su Hijo, a fin de que su Hijo fuera el hijo mayor de muchos hermanos. Después de haberlos elegido, Dios los llamó para que se acercaran a él; y una vez que los llamó, los puso en la relación correcta con él; y luego de ponerlos en la relación correcta con él, les dio su gloria. Romanos 8:28-30.

Todos en algún momento nos sentimos cansados y frustrados. Mas es ahi donde debemos de hacer un alto y un descanso. Primero para recobrar fuerzas y segundo para meditar si lo que estamos haciendo esta bien o mal. El poder reconfortar nuestro espíritu nos dará la luz de esperanza para continuar o enmendar lo que estamos haciendo. Las penas del alma nos produce en ocaciones desánimos. Mas la esperanza en Dios nos reconforta y nos levanta de eses estado. Produciendo animo a nuestra alma angustiada.

!!Soplo hoy bendiciones de ánimo para tu vida!!

ORACIÓN

Hoy restauró mi animo, me lleno mi vida del conocimiento de Dios quien es el que reanima mi vida y me motiva a lograr alcanzar las bendiciones de bienestar a mi alma. Para seguir adelante confiado en sus promesas. Amén

Compartir:

Deja un comentario