CAMINAR EN INTEGRIDAD

Así como hay miles de haces y rayos de luz, pero todos se unen y centran en el sol. Lo mismo sucede con el hombre íntegro, tendrá muchas pruebas, más la verdad lo une siempre con Dios

Entendemos como integridad la persona que actúa con honradez, honestidad ,respeto por los demás, es correcta, responsable , controla sus emociones, y cultiva el respeto por sí mismo. En la integridad siempre habrá puntualidad, lealtad, pulcritud, disciplina, congruencia y firmeza en sus acciones. En general es alguien en quien se puede confiar. Ser Integró es tomar el camino de la verdad, es hacer lo correcto por las razones correctas del modo correcto. El de corazón íntegro es de un solo sentir, no tiene divisiones. Para el hipócrita hay muchos dioses y muchos señores, y tiene que dar parte de su corazón a cada uno de ellos. Pero para el íntegro, hay un solo Dios, el Padre, y un Señor Jesucristo, y con un solo corazón le servirá. El hipócrita da su corazón a la criatura, y a cada criatura tiene que darle parte de su corazón, y al dividir su corazón, lo destruye .

El que anda en integridad y obra justicia, que habla verdad en su corazón. Salmos 15:2

Es un valor y cualidad del que tiene una moral definida, es la rectitud, la honradez y la conducta de un buen comportamiento. En general, una persona íntegra es alguien en quien se puede confiar. Dios siempre lo guardará y lo bendecirá. Cuando hay más sinceridad, hay menos vergüenza. La integridad es la gran autora de la confianza. Y es por eso que el caminar con rectitud siempre abre un luz de esperanza en su camino, su pureza lo hace caminar en paz ya que la integridad define su destino en la capacidad de entender los valores personales , que forman un carácter recto lleno de principios.

Mejor es el pobre que anda en su integridad, que el que es torcido, aunque sea rico. Proverbios 28:6 .

El íntegro quizá no siempre tenga un color tan atractivo como el hipócrita, pero su color es natural: es suyo; no está pintado; su estado es firme. No se viste de hipocresía ya que la verdad es siempre dada con honestidad . El íntegro tiene sólo una felicidad, y esta es disfrutar de Dios; tiene sólo una regla, y esta es su santa voluntad; tiene una sola obra, y esta es complacer a su Hacedor. Por lo tanto, es de un solo sentir y resuelto en sus decisiones, en sus anhelos, en sus caminos y sus planes. Aunque puede haber alguna tardanza en el cumplimiento de su misión principal, no titubea ni vacila entre dos objetos, porque está enteramente decidido, de modo que de él puede decirse que es perfecto e íntegro, sin falta alguna.

¿No es tu temor a Dios tu confianza, y la integridad de tus caminos tu esperanza? Job 4:6

El integró anda en el trabajo sin mentir, sin ocultar información relevante, respecta la confidencialidad y nunca utilízala el beneficio propio. Es una persona que abrirá puertas a un futuro mejor , ya que es honesta y en quien se puede confiar. Donde entra la integridad, ésta lleva cada pensamiento cautivo a la obediencia a Dios. Su definición en la vida es creer en una sola verdad absoluta y es poder entender y ser practicante de la obediencia del Eterno. Ya que se deja guiar por el El Espíritu Santo, para decirle no al pecado. Cuando el hombre íntegro confiesa su pecado, le duele el corazón y está profundamente perturbado por él; no finge para disimularlo. De ahi que su caminar esta lleno de bienaventuranzas con la cual aplica la justicia integra y recta con las demás personas.

El reserva la prosperidad para los rectos, es escudo para los que andan en integridad. Proverbios 2:7 .

A veces se falla con palabras, con pensamientos y aún en acciones. Más al poner el corazón al descubierto en la integridad, se ve un amor, un anhelo, un deseo profundo de llegar a tener una limpieza real y absoluta en la presencia de Dios, aplicando la sangre de Cristo para el perdón de pecados, y aplicando la cruz para ser libre del dominio de todo pecado, especialmente de la hipocresía, la cual es totalmente contraria al pacto de gracia. En este sentido, el hombre íntegro es el “puritano” de las Escrituras y, por lo tanto, está más lejos de la hipocresía que cualquier otro. Está realmente contento de que Dios es el que escudriña su corazón , porque entonces sabe que encontrará su nombre y naturaleza en su relación con Jesucristo quien lo transformará en ser un hijo de Dios.

El que anda en integridad anda seguro, mas el que pervierte sus caminos será descubierto. Proverbios 10:9

Por lo general el integro cumple todos sus compromisos, con responsabilidad y es organizado en todas sus acciones. Un hombre íntegro no busca ganar o generar lástima, simplemente busca hacer lo mejor para todos. Por esto, es cauteloso y no confía en todo el mundo, sin embargo, respeta que opinen y actúen diferente. Si cree que existirá un conflicto con una persona negativa o tóxica, prefiere alejarse y poner límites claro.

Lejos esté de mí que os dé la razón; hasta que muera, no abandonaré mi integridad. Job 27:5.

Por esto el camino del integro es no jactar de lo que tiene y de lo que ha logrado, ya que siempre se esfuerzan por ser mejor que ayer. No busca superar a nadie y tampoco imitar. Simplemente buscar sentirse orgulloso de sí mismo. Sabe que el tiempo es oro , por esto , siempre respetará el suyo como el de los demás. Camina con integridad y siempre la justicia de Dios te sorprenderá. Siempre hay una luz de esperanza para el que camina con integridad

ORACIÓN

Dios ayúdame a obrar con integridad con el prójimo, para ser una persona organizada en mis acciones, ganándome con honestidad, el respecto y la confianza en ti y con los demás . Amén .

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on telegram
Share on whatsapp

Deja un comentario